El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Mar Jun 14, 2011 11:29 pm

Meneaba la cucharilla en el cafe con aire distraido mientras examinaba mentalmente los rumores que habia sonsacado a algunos de los chavales del barrio...al parecer habia un nuevo ''lider'' de una banda que se estaba haciendo con el apoyo y los terrenos de otros jefecillos locales a una velocidad sorprendente.

Los datos de los que disponia eran mas bien escasos...le llamaban el principe y debia tener un piquito de oro puesto que todo lo conseguido hasta el momento lo habia hecho dialogando en vez de usar la violencia como suele ser mas comun en esta gente.Luego estaba el tema de sus negocios,normalmente esta gente se especializa en un campo de trabajo:coches,joyerias,drogas...pero este tipo no,al parecer se estaba haciendo con todo el mercado local.

_Bueno...pense divertido...por fin algo con un poco de riesgo...lo cierto era que esto no iba a ser como patearle el culo a dos yonkis,este tipo tenia los recursos y el personal de las 3/4 partes del crimen organizado de Londres y lo mas seguro es que un tio vestido de negro no le asustase demasiado...aun asi,tenia que hacer algo,si,indagaria un poco mas y luego tomaria un plan de accion adecuado...

Tres dias despues ya estaba listo para ponerme en marcha...se comentaba que el principe iba a visitar el barrio esa misma noche,que iba a montar una reunion para conversar con las fuerzas locales y llegar a un entendimiento mutuo...en resumen:venia a anexionarse esta parte de Londres la cual no era muy prodiga en recursos pero si estaba lo suficientemente alejada como para poder instalar negocios clandestinos lejos de la mirada de la policia.
Y alli estaba yo,encaramado a un cartel de propaganda oscuro y abandonado,frente al almacen donde iba a tener lugar la reunion,esperando...las bandas locales habian colocado a algunos de sus miebros en los callejones adyacentes y en los tejados pero no me habia costado mucho evitarlos y lo mas importante ahora mismo,evitar una confrontacion que les pusiese sobre aviso...
Espere pacientemente durante una hora,siempre atento a las idas y venidas de los guardias,hasta que empezo a llegar gente:furgonetas,coches,gente a pie,todos lanzandose miradas desconfiadas y preparados para estallar con la chispa adecuada...desde mi posicion no podia apreciar muy bien los rostros de los recien llegados...maldita sea,tendria que hacerme con unos prismaticos de vision nocturna...

Espire lenta y controladamente,manteniendo mi cuerpo preparado pero a la vez relajado,era lo que nos enseñaban a hacer cuando preveiamos una espera considerable,para asi evitar tirnos o molestias que nos pudieran delatar...

Media hora mas tarde volvi a divisar movimiento...primero una furgoneta negra,luego un mercedes y despues otra furgoneta...aparcaron frente al almacen y enseguida un grupo de unos 10 hombres trajeados modelo'armario'' se colocaron alrededor del mercedes.Siguiendo el tipico procedimiento de los guardaespaldas rodearon a la persona que bajo del coche y la introdujeron en el local...mierda,no habia conseguido ni verle la cara,tendria que arriesgarme un poco y acercarme mas,el lugar tenia claraboyas...quizas desde alli podria enterarme de algo mas.

Tome impulso y salte a la azotea mas cercana,valiendome de mi habilidad para planear unos cuantos metros adicionales y aterrizar sin hacer ruido...luego me encamine hacia el que seria mi''puesto de escucha''improvisado mientras miraba de reojo mi precario armamento...seria mejor no meterse en lios por el momento.

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Lun Jun 20, 2011 3:23 am

Hacía días que en los barrios más bajos de los barrios bajos se hablaba de una reunión. Algo gordo se estaba cociendo y el mundillo estaba alborotado. Obviamente, que yo viviera en una casa en una urbanización algo pija, no implicaba que no me moviera en esos círculos de suburbios. Sobre todo porque que yo viviera donde lo hacía, era gracias a ellos. Los pandilleros, altos camellos y demás joyitas de la corona eran uno de los clientes a los que lograba encasquetarles los coches. Mucho más baratos que su precio original, igualmente en perfectas condiciones y sin papeles oficiales que los ataran a ellos. Al menos no unos papeles legales, obviamente teníamos que hacer unos falsos. Y en ciertas ocasiones también entraban allí ellos. Tenían contactos hasta en el infierno, y muchas veces yo los necesitaba.

En conclusión, todos los humanos que tenemos chanchuyos con la ley, acabamos tarde o temprano chocando con ellos. El problema de la confusión reinante, era un personajillo que se hacía llamar " Príncipe", alguien quien al parecer quería hacerse con todo de todos. Y eso era malo. Alguien que reunía bajo su mando tanto poder, lograba someter a la gente que ya estaba dentro. Y si eso iba a incluir a los talleres a los que proveía o a los clientes a los que vendía, empezaba a molestarme. Y por supuesto, no pensaba pagarle comisión alguna por ejercer mi profesión en su terreno.

Por desgracia, no todo lo que se oye en esos barrios es real, muchas veces es sólo invención de alguien para hacerse notar o respetar. Y yo debía saber si eso era o no cierto. Y debía hacerlo sola porque ¿a quién iba a avisar? No podía llamar a la policía y esperar seguir viviendo... antes o después se acabaría sabiendo. Y entrar en el programa de protección de testigos, llamarme Mary Copperford, formar marte del coro de la Iglesia y vivir en Oklahoma no era algo que entrase en mis planes por ahora. No la policía o el FBI estaban descartados. Por un momento valoré la idea de llamar a Keegan. Últimamente lo que fuera que él sentía por mí había crecido, y sabía que si estaba en peligro vendría... pero era yo quien no quería que él pudiera salir herido. El imbécil de él seguía emperrado en no llevar armas, y frente a un enfrentamiento, era más útil mi "don" activo que el suyo. Así que también me descarté y me preparé para ir sola. Además, si me pillaban, esperaba ser capaz de mentir lo suficientemente bien como para soltarles la trola de que vengo a colaborar con ellos o incluso a postrarme ante el nuevo " Príncipe", y que ellos se lo crean hasta el punto de no matarme y dejarme ir.

Me puse unos vaqueros, unas converse negras y una camiseta de tirantes del mismo color. Miré al cielo rezando para que no lloviese, y después cogí la bandolera para llevar el móvil, las llaves y cosas inútiles. El arma era yo misma así que, ¿por qué llevar más cosas? Me monté en el coche y conduje hasta donde según los rumores, se iban a reunir esa noche. Aparqué un par de naves más alejadas y corrí por el polígono hasta que unas voces me hicieron esconderme. Asomé la cabeza a tiempo de ver como un tío era escoltado dentro de una de las naves. Uno de los guardaespaldas se giró, me vió y me volví a esconder. Demasiado tarde al parecer, porque unos hombres se acercaron por detrás y pillándome por sorpresa, me apuntaron con un arma y me llevaron hacia dentro, mientras me mantenía conveniéntemente callada, y con la mejor de mis sonrisas formándose en mi interior. Debía empezar a poner en marcha la mejor de mis interpretaciones. Al entrar dentro me soltaron de un empujón. Varias decenas de hombres, casi todos armados, se giraron para verme. Me enderecé y sonreí al tiempo que el silencio se hacía en la nave y una voz preguntaba quién era y qué hacía allí. Suspiré y eché un vistazo a mi alrededor. Por suerte conocía a alguna de las caras. Un par de ellos eran dueños de dos talleres donde había llevado coches, y otro era uno de mis varios "proveedores de papeles legales ilegales".

- En verdad...-dí un paso al frente-Soy una de las mejores ladronas de coches en la ciudad. Aunque podría alabarme y decir que soy la mejor. Robo cualquier cosa que elija.-de hecho, quizá debería ampliar mis horizontes, pensé-Reconozco que una vez me pillaron, pero no canté. Era joven e inocente... y ése-señalé a uno de mis conocidos-ese, y ese más-terminé de señalarle a los otros dos-me conocen y pueden confirmar mis palabras. Y sincéramente Príncipe, si alguien va a controlar el mercado de todo Londres, es de esperar que alguien como yo sepa a qué árbol arrimarse para recibir la mejor sombra y los mejores frutos-terminé con una sonrisa mientras mis tres conocidos asentían, y todos miraban al Príncipe esperando su reacción. Yo jadeé y esperé pensando en cómo saldría de esa más tarde.

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Lun Jun 20, 2011 9:05 am

Aterrice en una azotea cercana rodando con mi cuerpo para amortiguar el impacto y el ruido resultante.Justo a tiempo ya que del acceso de mantenimiento del tejado aparecieron un par de hombres armados fumando charlando distraidos mientras fumaban un cigarrillo y fardaban de las fulanas que ibana visitar cuando acabaran con el trabajo de esta noche.

Perfecto,pense,se paran a hablar justo en el lugar que tengo que cruzar para acceder al siguiente edificio...menee la cabeza renegando de mi mala suerte...aunque despues de 10 años llevando a cabo misiones delicadas ya deberia saber que los planes solo sirven sobre el papel,cuando tu superior te da las instrucciones a seguir...luego por norma general todo acostumbra a irse a la mierda.Un vistazo mas exhaustivo de los dos hombres revelo unos walkies,otro problema mas:si estaban minimamente organizados seguirian un patron estandar de comunicacion y confirmacion...si los dejaba fuera de combate me arriesgaba a que alguien no recibiese la llamada de confirmacion y empezaran a sospechar.En fin,habia que jugarsela,esta noche era la unica que ese
tal''principe''apareceria en persona y no podia dejar escapar la oportunidad de hacer algo''grande''

Eche mano del baston policial extensible que llebava sujetoa la cadera...era capaz de matar si era preciso,lo habia hecho durante años,pero para esto no era necesario.Con un giro de muñeca el arma se extendio silenciosamente hasta su maxima longitud.Aproveche las sombras de la azotea aproximandome a cubierto con las chimeneas y el vapor resultante de la ventilacion de los pabellones.En el ultimo momento,quizas por casualidad o por un sentido del peligro especialmente desarrollado,uno de los guardias miro por encima de su hombro a tiempo para ver mi mascara surgir de la oscuridad a leves cm de ellos.Rapidamente hice presa en el tapandole la boca para evitar ruidos mientras su compañero aun seguia hablando solo.Un golpe seco en la base del craneo le dejo ko y ayude a su cuerpo a posarse en el suelo sin ruido,luego fui a por el otro que aun ignoraba mi presencia...

Segundos despues tenia en mis manos un par de walkies,los puse en modo silencioso pero los deje encendidos,para poder ver si la luz se encendia en caso de que alguien tratara de comunicarse con ellos.Un examen rapido a su equipo revelo un par de pistolas semiautomaticas Glock17,un arma facilmente dismulable y con cierta clase pra tratarse de pandilleros,cada vez se equipaban mejor...rei para mis adentros al pensar en que la policia tipica de Londres,los''bobbies''aun se armaba con una simple porra para patrullar.

Guarde los walkies en bolsillos de mi chaleco y puse las pistolas sujetas a mi espalda,solo por si acaso...ahora debia actuar con rapidez,no sabia de cuanto tiempo disponia...un par de saltos despues caminaba por el tejado del almacen mientras buscaba una forma de colarme dentro.Alli tambien habia guardias y a punto estuvo la precaria cobertura de que me pillaran...por fortuna este barrio no destacaba por su mantenimiento del alumbrado publico.Descolgandome por la fachada encontre una claraboya entreabierta por la que pude introducirme.

Mire a mi alrededor,me encontraba en un cuarto de la limpieza oscuro y polvoriento que no se habria usado en años.Tras asegurar el perimetro abri la puerta con cautela y me puse a buscar un acceso al lugar de la reunion o al menos una forma de bajar a la planta baja...mire a los walkies...nada por ahora,bien...

cinco minutos mas tarde encontre una forma de introducirme en los conductos de ventilacion y desde alli accedi a un viejo respiradero desde el que oia voces lejanas.Cuando asome a la rejilla vi la escena que se desplegaba ante mi...la fauna variada de los bajos fondos de Londres(chulos,traficantes,ladrones)se encontraba alli,sentados sobre cajas de embalaje o simplemente esperando...
Los tipos de traje eran otro historia...se les veia de lejos que tenian formacion militar,solamente por la forma de actuar y de moverse...ademas los subfusiles mp5 que portaban la mitad de ellos eran una amenaza considerable...
El tal''principe''se encontraba alli,escoltado y en las sombras,de forma que nos e le pusiera ver con claridad,la verdad es que no parecia demasiado amenazador,seria el tipico mafioso delgado y con cara de rata de toda la vida.

En resumen,muchas armas juntas en un mismo lugar...por lo menos la dispocsicion del lugar ayudaba,no podrian disparar a lo loco sin darse entre ellos y las altas pilas de cajas formaban una especie de laberinto artificial que me serviria para atacar y retirarme si era necesario.
Ahora solo me hacia falta trazar un plan...si,se que sonaba absurdo,habia llegado hasta aqui sin un plan definido pero como tampoco sabia que era lo que me esperaba...bueno,ya estaba acostumbrado a improvisar...la duda era¿matarle o entregarle a las autoridades?estaba claro que ni el mejor abogado del mundo le sacaria una bala de la cabeza....mmm,dudas,dudas...

De repente se abrio una puerta lateral y un par de tipos introdujeron a empujones a una chica...la chica se giro y pide verla...¡¡¡¡¿Emma???¡¡¡¡¡¡pero que cojones hacia aqui?¡¡¡¡
Mierda¡¡la situacion habia tomado un nuevo rumbo...mientras mi razon se peleaba con mis sentimientos a la hora de decidir que haria a continuacion ella demostro que sabe cuidarse sola...haciendo gala de un descaro y una confianza propia de ella empezo a ganarse al publico,de hecho...parecia que varios de los presentes respondian por ella.
Eche una mirada al''principe'',miraba a Emma con curiosidad pero no decia nada,solo escuchaba mientras su hombres no dejaban de apuntarla con sus armas.

Decidi confiar en ella y darle algo de tiempo,quizas despues de todo ella podria sacar mas en claro de todo esto hablando que si me liaba a tiros con el personal.Aprovechando que la atencion de la gente estaba centrada en ella atravese la rejilla y baje al suelo.Oculto tras una caja escondi un walkie encendido y con el volumen al maximo que habia resintonizado para que solo captara la frecuencia del que llevaba yo...una idea asomaba a mi mente y sonrei mientras daba un rodeo hasta el otro extremo del lugar evitando a los guardias y atravesando paredes u obstaculos para ello...

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Miér Jun 22, 2011 11:22 am

Parecía que el asunto iba para largo, y el silencio empezaba a incomodarme. Confiaba en mí, por supuesto y confiaba en mis poderes. Sin embargo también era realista y sabía que si se ponían a disparar todos, ni siquiera el más útil de los poderes me serviría. Quizá la inmortalidad, la regeneración o crear algún tipo de escudo alrededor de mí. Pero no sabía de nadie con esos poderes más allá de los cuatro fantásticos, lobezno, superman o Piper Halliwell en la quinta temporada de embrujadas. Y como yo no era ninguna de ellos, si mi plan no colaba, caería. Pero me aseguraría de llevarme a alguno por delante.

El silencio seguía tenso sobre nosotros, tanto que se podría haber cortado con un cuchillo. Nadie hablaba, y yo ya había hecho mi teatro. Si volvía a hablar podría tomarlo como mal y adelantar mi ejecución, así que no me quedaba más que esperar y esperar.... y yo odiaba hacerlo. Soy una persona demasiado impaciente y si no se decidía pronto, me suicidaría con tal de hacerles moverse o hablar. Podría jurar que empezaba a oír el tic tac del reloj cuando por fin se decidió a darnos su opinión el gran Príncipe. Y lo hizo con una carcajada. Una gran carcajada que nos sobresaltó tanto que temí que se le disparara la pistola a uno de ellos por casualidad.

Por suerte eso no pasó, pero como respuesta era algo vaga. Necesitaba saber si me habían creído o si debía empezar yo el ataque. Finalmente mis dudas se disolvieron cuando desde detrás de un muro de personas se oyó una voz grave.

-Me gusta esta chica. Tiene agallas. Y no le falta razón. Bajar las pistolas. Necesitamos seguir con la reunión. Pero no os olvidéis de registrarla.... no es que desconfíe de tí, preciosa. Sólo me aseguro de tener " la fiesta en paz"

Dos "clics" me indicaron que las pistolas habían sido bloqueadas de nuevo y guardadas en... donde sea que se meten las pistolas esos gorilas y uno de ellos se acercó a mí por la espalda y empezó a cachearme, mientras el otro hacía lo propio con la parte de adelante. Hice girar los ojos y reprimir las ganas de darles una patada en la cabeza. Tantos toqueteos no me gustaban y empezaban a sobrepasarse en determinadas zonas, así que terminé por coger a uno del pelo y hacerle mirarme.

-Se acabó, estoy limpia. Si vuelves a tocarme te arrancaré los dedos y haré que te los comas uno a uno.

Por suerte mi amenaza tuvo su efecto, se rió, se levantó y con un movimiento de la cabeza indicó al compañero que hiciera lo mismo, no sin antes ponerme morritos y lanzarme un beso al que contesté levantando el dedo corazón de la mano derecha y dedicándole el gesto con " todo mi amor". Me relajé en cuanto se alejaron del todo y volvieron a la puerta. Había entrado... pero ¿cómo saldría? Mis problemas se multiplicaban. Avancé hacia el grupo de hombres que escuchaban atentos al gran Príncipe y me coloqué donde se me viera poco para escuchar lo suficiente y preparar mi plan de fuga.

-Dejad que la chica se acerque, quiero tenerla cerca

Todos se volvieron hacia mí y yo tuve que devolver la mente a mi cuerpo para hacerle reaccionar y pasar por el pasillo que me habían abierto para colocarme en primera fila. Al llegar por fin vi al Príncipe. 40 y tantos, trajeado, con la apariencia de haberse comido a todos los que no le apoyasen... parecía más sacado de una peli de Al Capone. Lo siguiente fue una frase incómoda tras otra:

-¿Cómo te llamas, preciosa?

-Em... Embelish-mentí o más bien improvisé.-Es mi nombre en la calle...-desde ahora lo tenía al menos....

-Embelish.... como puedes ver esta es una reunión muy seria. Parte de los mejores ladrones, timadores, narcotraficantes y los jefes de las bandas principales de la ciudad están aquí.... ¿sabes por qué?

-¿Regalas chucherías?-sonreí tentando la poca suerte que me debía quedar ya. Sólo a mí se me podía ocurrir vacilar a un tío con tanto poder y tan peligroso...pero ¿qué era la vida sin un poco de adrenalina? y casi al instante me contesté, la vida de Keegan. Ese chico debía estar ahora felizmente en su casa, haciendo cosas tranquilas de ser vegetal.... Una nueva sonrisa del Príncipe cortó mis pensamientos.

-Agallas.... - y volvió a hablar para todos-Quiero ofreceros algo. Soy una persona extremadamente rica y muy generosa. Por eso quiero hacer que todo el mundo gane...Trabajad para mí. Un 20 % de vuestras ganancias mensuales será enviado a una cuenta segura en Suiza, a cambio, os prometo seguridad, protección, ante cualquier tipo de problema. Impartiré justicia, YO seré vuestro juez.Tomadlo como una especie de gran empresa. Todos colaborando...todos ganando...-casi nada más terminar de decirlo, estaba segura de que todos no saldríamos de allí. No podía tomar el control sin hacerse respetar, y habitualmente pare eso hacía falta balas, pistolas, y un voluntario forzoso para morirse. Y en la ciudad había demasiados delincuentes. Esperé a que el barullo se hiciera una discusión y empecé a alejarme, pero la mano del Príncipe me agarró la muñeca y tuve que recurrir a todo mi autocontrol para no electrocutarle allí mismo...

-A ti es a la que quiero más cerca, preciosa-me sonrió y yo quise vomitarle encima. En cambio le dediqué la mejor de mis calculadoras sonrisas fingiendo estar agradada con la idea, y por dentro maldiciendo mi mala suerte. La parte buena, es que si desaparecía... nadie me echaría de menos... y de nuevo su nombre me pasó por la cabeza. Keegan. Bloqueé mis pensamientos hacia él decidiendo que ya había entrado suficiente en ellos con un " Keegan está a salvo". Y avancé para sentarme en el reposabrazos del trono, mientras su ocupante pasaba una mano por mi espalda y la otra iba a parar a mi rodilla. Y había conseguido todo esto sin escote y minifalda.

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Sáb Jun 25, 2011 9:32 am

Finalmente halle un escondrijo adecuado en una pasarela oscura y desatendida a pocos metros del suelo,no habia tenido ocasion de escuchar el principio de la conversacion pero lo poco que pude percibir me dejo bien claro lo capaz que era esa chica de cuidarse sola.
Tan convincente fue su actuacion(o por lo menos esperaba que estuviera actuando) que se gano el favor del''jefe'' y la hicieron sentarse junto a el.Vale,eso no era bueno,desde mi posicion el cuerpo de Emma actuaba como una especie de cobertura improvisada para el principe...ya no tenia un disparo claro.

Escuche las exigencias del principe con suma atencion...lo de siempre;porcentajes y tajada en todo lo que se cociera en esta ciudad a cambio de proteccion y ayuda(seguramente tambien tuviese abogados comprados).No me gustaba el cariz que tomaba esto...habia tenido la ocasion de examinar de cerca a uno de sus guardaespaldas y su cuello habia visto un tatuaje militar,del ejercito ruso concretamente...este tio no jugaba en juveniles,estaba acostumbrado a tratar con gente de nivel y a conseguir resultados...
Desde luego no era el tipo de persona que me convenia tener como enemigo aunque por otro lado tampoco podia permitir que alguien asi clavase sus zarpas en esta ciudad.Cuando todos los bajos fondos comieran de su mano enseguida iria a por el resto de poderes de la ciudad(policial,legal,etc)

Calcule mis opciones...aqui habia una buena cantidad de chusma muy apetecible pero por otra parte si quitaba de enmedio al principe el efecto seria aun mayor.Conte mentalmente las armas que habia a la vista y supe que no podria solucionar esto simplemente con un par de puñetazos y una porra.Hasta ahora solo habia asustado a algunos camellos de poca categoria y apenas me habian visto asi que nadie hablaba de mi.Si hacia esto,si me mostraba,ya no habria vuelta atras...si cruzaba la linea de nuevo(mire a las dos pistolas en mi chaleco) tendria que jugar con todas las consecuencias.

Un disparo me saco de mis pensamientos,uno de los chulos estaba bocabajo con la tapa de los esos reventada mientras uno de los sicarios del principe enfundaba su pistola...

_Y esto amigos mios es lo que les ocurrira a todos los infiltrados y chivatos...tengo una lista bastante interesante entre manos y me pondre a ello en cuanto firmemos un acuerdo...la gente empezo a murmurar hasta que otro sicario arrojo carpetas con fotos a los presentes.Imagine que en ellas se veria al difunto hablando con agentes de la ley o similares...puede que incluso fuera un policia de incognito pero eso no tenia forma de saberlo en ese instante.
Estaban debatiendo entre ellos y pronto se pondrian de acuerdo...y dirian que si al trato del principe si es que querian salir con vida de este almacen.Los sicarios ya habian tomado discretamente sus posiciones y cubrian cada via de escape...eran profesionales que habian hecho esto muchas veces...igual que yo.
_¿Entonces...tenemos un trato?pregunto con tono jovial el principe...

Yo le respondi mientras abandonaba mi cobertira en sombras y caminaba tranquilamente
_Mmmm...creo que no,veras...en esta zona ya hay suficientes maleantes abarque con mis manos a los jefecillos locales mientras hablaba...
_¿Y ahora usted viene con todos esos trajes caros,sus gorilas exmilitares y su aire de conquistador?lamento disentir pero creo que a la buena gente de este barrio no le agradaria su presencia...¿me permite sugerrle que se entregue a la policia?

Caminaba entre ellos...consciente de que varias armas ya me apuntaban desde el momento en que habia hablado,si no habian disparado no era por temor a herir a esta chusma sino por su jefe.Me hicieron un pasillo amplio mientras se llevaban las manos a las armas.Imagine por la expresiond e sus caras que debia presentar un aspecto mas que curioso...vestido para una guerra de pies a cabeza,con mi voz distorsionada por la mascara y aun asi,dirigiendome a ellos con educacion...Las pistolas descansaban en sus fundas y ya me estaba concentrando en mi habilidad de forma que no se apreciase demasiado,por suerte la iluminacion del lugar ayudaba.

Alze mi brazo y señale a la masa de gorilas que cubrian al principe...
_Aunque realmente solo lo pregunto por educacion...pretendo hacerlo igualmente...que sea esposado o en una bolsa para cadaveres es asunto suyo...tras dejar caer mi amenaza me encogi de hombros comicamente y espere la reaccion del personal.

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Dom Jun 26, 2011 11:54 am

El murmullo empezaba a alargarse más de lo que suponía, el Príncipe estaba dispuesto a aceptar. Y lo supe porque su mano empezó a sudar, y a moverse más por mi pierna, lo que hacía que me pusiera yo más nerviosa, asqueada y me resultara mucho más difícil contenerme. Por suerte no tardó mucho en dar una orden a uno de sus gorilas, que sin ningún ápice de remordimiento, le dispararon a uno de los allí presentes. Por suerte uno de los que no conocía. Le acusó de ser un espía y empezó a repartir carpetas con fotos. Y a mí me volvió a tocar la mejor parte cuando me agarró del pelo mientras yo seguía mirando impasible lo que quedaba del cerebro del hombre esparcido por doquier, me acercó a él y me "alegró" el estómago con su putrefacto aliento. Joder debía de haber comido mierda...porque eso no era normal.

-Y tú preciosa...si nos traicionas saldrás mucho peor parada. A mis chicos les gustas...ya sabes a lo que me refiero...

Le miré desafiante y luego de un movimiento brusco me soltó el pelo, pero siguió sin permitir que me levantase de su lado...aunque al menos ya podía respirar aire puro... que ya no era tan puro. El lugar apestaba a sangre. Pronto una nueva tanda de murmullos volvió a recorrer a los presentes vivos, hasta que una palabra del Príncipe les hizo callar de nuevo. Nada como cargarse a uno en vivo y directo para que todos te respeten y contesten a tu pregunta...o no. Porque la voz que habló sonó mecánica, e internamente se me empezó a formar un nudo. Aún no le había visto de cuerpo presente, pero en el fondo sabía quién era. No podía ser otra persona. ¿Qué otro gilipollas se metería en la boca del lobo, si no era yo y porque me habían pillado? Naaadie. La respuesta es nadie, salvo Keegan y su complejo de superhéroe frustrado que le llevaría a la tumba, y a mí a comprar una corona de flores que diga " el mundo y a todos los que has salvado, no te olvidan".

Poco a poco se fue abriendo un pasillo mientras varios hombres...y por varios entendemos a todos los que estaban allí menos el Príncipe y yo, sacaban sus armas y empezaban a apuntarle. Y yo corroboraba mis peores temores. Ese traje lo conocía. Maldito imbécil. Daba por sentado que sabía que tenía 30 o 40 pistolas apuntándole y que estaba él solo ante todo. Incluso en el caso de que yo le ayudase, lograríamos acabar con 5, 6 como mucho antes de acabar como coladores en el suelo. Perdón, antes de que acabe YO como un colador. Él llevaba un chaleco antibalas. Así que técnicamente me estaba condenando a mí. Y luego decían que la caballerosidad había muerto...Sin embargo el cabrón tenía que ser correcto hasta con "los malos". En lugar de salir pegando tiros y mermar el número de imbéciles, nooo tenía que salir a darles una oportunidad de rendirse. Bien, iba a vivir menos de lo que había calculado. Claro que también podía fingir que no lo conocía, salvarme y condenarle a él....pero en cuando la ida se cruzó en mi mente la deseché. Mierda, no podía hacerlo.

Tenía que hacer algo que hiciera ganar tiempo para que de alguna forma Keegan me enseñase el fantástico plan que nos sacara a los dos de allí.

-Oh vamos... no es más que un tío con complejo de héroe.- -me levanté y enseguida me imitó el Príncipe-- Déjame que acabe con él. ¿Quieres saber dónde está mi lealtad, no? Pues así te lo demostraré...y en el peor de los casos...qué podría pasar? ¿que me mate? Tú no perderías nada.- - pero o bien no me creyó, o me creía más valiosa viva, porque me agarró de la mano y de un tirón me hizo sentarme de nuevo... y yo recé mentalmente para que Keegan dejara pasar eso por alto. Mi primera opción para salir de ahí había sido tirada por tierra, pisoteada y aplastada. Varios clics demostraron que habían cargado las pistolas, y que el tiempo se nos acababa-Vamos señores... esto no tiene sentido. Acabemos de una vez. Ignoremos al señor "fumigador" - le bauticé por su peculiar atuendo-y votemos. Luego nos ocuparemos de él. Acabará muerto, ¿qué mas da que se entere de todo? Los que estén a favor que levanten.... - un nuevo golpe en la nuca me indicó con todo lujo de detalles que me callase y me hizo encontrarme de rodillas en el suelo. Eso dejaría marca y dolería durante días...si salíamos vivos. Si no, nada importaría. Lo peor es que al haber hecho esto, el Príncipe me miraba con los ojos entornados, y empezaba a pensar que él había adivinado mi tapadera. Pero sólo bastó adivinar sus pensamientos. Y no costó mucho dado que sólo con mirarlo a los ojos, vi lo mismo que había visto hacía unos momentos, justo antes de que ordenase cargarse al tipo ese. Y no esperé a que empezaran los tiros. Miré a Keegan un momento rezando porque adivinase mis pensamientos, y en una fracción de segundo me abalancé sobre el tipo que estaba amenazándome con una pistola, le toqué la pierna y descargué la primera tanda de rayos que llevaba conteniendo desde que había empezado la maldita noche, incluso aún sabiendo que me arriesgaba a recibir parte, por no decir toda la descarga que liberase contra el hombre. Por desgracia, y era una verdadera putada, no solía ser, al menos aún, totalmente inmune a mis propios poderes. Y ahora nuestro futuro estaba echado.

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Mar Jun 28, 2011 1:45 am

Bueno...desde el punto de vista de un observador podria parecer que no iba nada bien pero como aun no habian empezado a disparame pues no podia quejarme.Ami alrededor se escuchaba de todo;desde risas a murmullos de miedo,vaya...asi que alguno de los presentes ya habia oido habalr de mi,eso era bueno...influirian sin querer en la moral de sus compañeros.

Iba a decir algo mas cuando Emma se levanto y se burlo de mi delante de todos,llamandome loco disfrazado y perlas varias...la verdad es que mantenia las apariencias bastante bien,ni siquiera le temblaba la voz...pero al jefe de jefes no le parecio bien que se tomara esas libertades y la obligo a sentarse de nuevo de un tiron mientras la sobaba descaradamente...suspire centrandome,siempre habia tenido la cabeza fria en situaciones de ccombate y esta era una de ellas.Repase mentalmente mis proridades,las cuales acababan de cambiar;1)poner a salvo a emma...2)cargarme al jefe y 3)causar el maximo daño posible...si,eso era todo,no me dejaba nada.

Quitaron los seguros a las armas y Emma volvio a insistir en su plan de despiste pero un golpe en la nuca de uno de los sicarios la obligo a sentarse de nuevo y esta vez el principe la miraba con desconfianza puesto que uno de sus matones la encañono de inmediato.
Por un momento me invadio el panico al atisbar lo que podria ocurrir en segundos pero una ultima mirada de Emma me dio a entender que su paciencia tenia un limite.El maton salio disparado varios metros a causa de una descarga electrica en su pierna y Emma hizo algo similar en la otra direccion estampandose entre containers de embalaje.El destello de la descarga tomo a todos por sorpresa y por un segundo su atencion se desvio de mi...y solo necesitaba un segundo.

Con un movimiento rapido y que nunca se olvidaba saque las pistolas y dispare al techo,a los fluorescentes...pam¡¡pam¡¡ y todo se quedo a oscuras,en penumbra,iluminados levemente por las luces de emergencia cuyo precario mantenimiento(como habia imaginado)hizo que menos de la mitad se encendiera.
Una tormenta de disparos inundo el almacen mientras los mafiosos locales me acribillaban...grave error...una de las primeras cosas que enseñan a un soldado es a no estar en la linea de tiro de un compañero.Su maravilloso plan de rodearme con sus armas habria dado su fruto si yo no hubiera sido inmaterial.Me recorrio el cosquilleo de la materia atravesandome y empezaron a sonar gritos de dolor de los afortunados que aun seguian vivos.No estaba mal,pense,una docena menos,perdon,15,añadi mentalmente mientras disparaba en la frente a los ''afortunados''supervivientes.

Un grupo de los sicarios del principe salierona mi encuentro disparando con sus armas automaticas y destrozando la pared a mi espalda y de paso a algunos matones mas.No pude resistirme mas y emepce a reirme mientras abria mis brazos en cruz...burlandome de ellos.Esto fue demasiado para alguno de los rateros de poca monta que seguian a cubierto y saliron corriendo por donde pudieron.

Hora de pasar a la fase 2 del plan.Tras cubrirme detras de una grua encendi el walkie y tras levantar levemente la mascara grite un¡¡POLICIA¡¡SALGAN CON LAS MANOS EN ALTO¡¡¡que resono a traves del walkie que habia escondido junto a la entrada principal.
Se monto un revuelo mientras la gente huia,cada cual por sus propios medios.Guarde las pistolas para ahorrar balas y saque el baston para meterme en medio de la marea de gente y empezar a romper huesos a diestro y siniestro.
Entonces,mientras mantenia una presa sobre uno de los sicarios del principe vi como este huia por la puerta de atras escoltado por un muro de ''trajeados''.

_Ah...eso si que nodije mientras le rompia el cuello a mi compañero de bailetu no te me escapas
El cuerpo aun no habia caido al suelo cuando ya corria en esa direccion...pero un gemido de dolor seguido de varios insultos me recordo la presencia de Emma...rebusque en las cajas destrozadas hasta que la encontre...humeante y cabreada...no pude evitar sonreir y di gracias a llevar esta mascara.
_¿Se encuentra bien...''señorita''?deberia marcharse de aqui,la policia llegara enseguida...y cierto era...poco antes de salir a la escena habia mandado un mensaje de voz(enmascarado por supuesto)a la central de policia de Londres,avisandoles de lo que se cocia aqui...y si a eso le sumabamos los disparos,bueno...mejor seria que emma no se encontrara aqui cuando llegasen.
_Ahora si me disculpa...tengo una cita con la realezabromee mientras me incorporaba recojiendo y comprobando uno de los subfusiles del suelo...

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Lun Jul 04, 2011 3:04 am


Mi plan no es que hubiera salido especialmente como lo había planeado, pero al menos había servido. Si mis poderes tenían un hándicap peligroso, era que al igual que herían, podían joderme vilmente a mí. Por desgracia, si tocaba al cuerpo u objeto que acababa de electrocutar, esa misma descarga me recorría a mí. Y era MUY doloroso. Era como si todo tu cuerpo se sacudiera simultáneamente sin poder contenerlo y notas como cada parte de tu cuerpo se rebela contra esa descarga no-querida. Entre otras muchas cosas, por eso no había matado nunca. Era algo peligroso para mí. Debía hacerlo a distancia, evitando que me tocaran, con un control perfecto de la situación. Y por desgracia, y si no que se lo preguntaran a Keegan, nunca se tenía control absoluto sobre nada. Habitualmente si yo estaba en el ajo, las posibilidades de controlar algo se reducían bruscamente. Y si además estaba Keegan, podías añadir un cero y sería muy aproximado a la realidad.

Por eso cuando empecé el espectáculo, tuve que moderar a la perfección la cantidad de energía que liberaba, o el sicario no sería el único en morir. Debía empezar a trabajar en mi tolerancia a mi propia electricidad en un futuro… Sin embargo no me evitó salir proyectada en dirección contraria a mi víctima, y chocar bruscamente contra… algo que no llegué a ver pero que junto con la descarga, me dejó igualmente KO.

Durante los siguientes minutos solo pude mantener los ojos cerrados y comprobar dolorida que todos mis miembros respondían a mis órdenes mentales. No parecía haber nada roto, aunque dolía como mil demonios. Además, mi oído debía funcionar bien porque casi después de mi colisión contra estas cajitas tan poco cómodas se oyó un par de disparos y todo se quedó a oscuras. Luego más disparos, más “ays”, “uys”, y maldiciones. Para que luego dijeran que yo hablaba mal… mandaba cojones. Finalmente, una carcajada que a juzgar porque parecía sacada de C3PO debía de ser Keegan. Así que estaba bien… era bueno saberlo. Nunca había dudado de su capacidad para sobrevivir, aunque me esperaba un poco más de caballerosidad por su parte, sobre todo porque seguía con mi jodido trasero encajado entre las cajas. Finalmente todo se volvió silencioso, excepto por un par de zapatos corriendo. Era momento de moverse. Forcé a mi dolorido cuerpo a salir de donde había aterrizado y casi sin pensarlo, me quejaba con palabras y más palabras malsonantes. Seguía sin verse una mierda, así que dejé escapar una pequeña bola de electricidad que fue a estrellarse contra la pared, pero que me permitió ver una nave vacía salvo por varios cuerpos en el suelo, el “fumigador” delante de mí y yo. Sonreí y me incorporé como pude mientras me recomendaba salir de allí.

-¡Qué amable!-ironicé-Pero ya que me lo sugieres, me iré venga. Pero no a mi casa. Pienso coger a su majestad el aprendiz de rey. Me ha toquiteado, golpeado, amenazado y por su puta culpa parezco un maldito pollo asado. Ese hombre es mío, así que o vamos juntos, o tú te quedas. Dejarme aquí no es una opción.-y sin darle tiempo a replicar empecé a caminar… pero cuando me choqué contra un cuerpo y casi caigo al suelo decidí que sin ver, quizá necesitase ayuda. Lancé otra descarga eléctrica, solo que esta vez lo hice hacia unos cartones, que prendieron fuego, suficiente para que todo empezara a arder demasiado rápido, borrara casi cualquier rastro de nuestras actividades y me iluminara mientras encontraba la única salida que había podido tomar. Supuse que Keegan me seguiría, o se asaría a la parrilla. A no ser que ese super traje fuera ignífugo también. Me tapé la boca con la mano y empecé a correr hacia la puerta. Luego miré hacia ambos lados. La puerta daba a un amplio pasillo, pero la única puerta que se movió fue la de la derecha, así que no dudé en seguir corriendo hacia ella y darme de bruces contra un coche que casi me atropella. Me pegué contra la pared y miré apuntando mentalmente la matrícula. “PRINCE”… qué original. Esperé a que llegara Keegan y le miré.

-Bentley mulsanne negro, matrícula “PRINCE”-dije sin más. - Y se acaba de ir por allí-señalé la dirección-¿Vamos en tu coche o en el mío?

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Miér Jul 06, 2011 3:38 am

De acuerdo,parecia que Emma era tan dura de fisico como de mollera y tan solo habia sufrido unos rasguños por el golpe...lo de la descarga parecia haberla dejado algo mas tocada pero por lo que conocia de ella antes muerta que admitir debilidad.La ayude a incorporarse mientras juraba una y otra vez que se iba a cargar al priincipe y que fueramos tras el.¿De verdad pensaba que iba a dejarla acompañarme en ese estado?ni hablar...esto era demasiado peligroso y...y descubri que hacia unos segundos que me habia quedado solo en el almacen mientras el resplandor de una descarga iluminaba el fondo del lugar prendiendolo fuego.Bueno,despues de todo ni tan mal,el incendio cubririra nuestra presencia aqui.Me encaminaba hacia la salida de servicio cuando un ruido atrajo mi atencion apuntando la pistola al sitio del que procedia...alli,entre cajas mugrientas habia un chico asustado...un chico al que conocia del barrio,le habia echado un cable un par de veces dandole dinero para las medicinas de su madre pero nunca imagine que estuviera tan desesperado para mezclarse con esta gente.Sus ojos inyectados en panico me miraron mientras rogaba que no le matase y casi de inmediato baje el arma...
_Muchacho,vete.Nadie sabra que estuviste aqui pero planteate mejor las compañias que frecuentas.Si sigues en esto acabaras como ellos...señale a los pandilleros muertos...y seguro que tu madre sufriria mucho por ello.Os mereceis algo mejor,piensalo...
Incapaz de creer la suerte que habia tenido echo a correr en direccion a la salida mas cercana mientras yo seguia los pasos de Emma.

Cuando sali a la calle vi como un vehiculo se alejaba y Emma apretaba los puños de frustracion.
_Emm...Chica,en serio,esto es muy peligroso,deberias irte y dejarselo a los prof...y una vez mas me quede hablando solo...esta chica tenia un don para ignorar a la gente.Tras correr a un callejon cercano aparecio montada en su coche ,quemando ruda mientras esperaba a ver si subia o no.
Suspire negando con la cabeza y monte mientras ella no esperaba ni a que hubiese cerrado la puerta para arrancar.
_¿Alguna vez me haras caso?pregunte con ironia...estaba claro que no,cuando algo se le metia en la cabeza era como yo,quizas por eso me gustaba tanto.

Y asi iniciamos la persecucion del principe.La zona de los almacenes era tan grande como un pueblo pequeño y uno podia despistar a un posible perseguidor en sus numerosas avenidas y calles laterales pero aunque el conductor del Bentley era bueno en su oficio Emma tampoco se quedaba atras.Poco a poco ibamos acortando distancias cuando de un par de calles laterales aparecieron las dos furgonetas negras que habia visto llegar con el coche al que perseguiamos.Una de ellas se coloco delante nuestro y un parde tipos armados con fusiles hk empezaron a disparanos reventando el parabrisas delantero y dejando el morro del coche como un autentico colador mientras el otro vehiculo se ponia a la par y se preparaba para ejecutar una maniobra de ataque similar,solo que esta vez procederia de la puerta lateral.
_¡Cuando veas la señal frena y ataja por las calles laterales,luego regresa a esta calle dentro de...1 Km mas o menos¡¡

Emma me miro agachada detras del volante sin tener muy claro a lo que me referia cuando la puerta lateral empezo a abrirse.Para entonces yo ya habia saltado al techo de la furgoneta y usado mi habilidad para colarme en el interior por sorpresa.Me encontre mirando a los ojos a un estupefacto guardaespaldas y aproveche el instante para agarras sus brazos y vaciar el corgador en el interior de la furgoneta acribillando a todo el mundo.Supuse que Emma habria frenado y en estos momentos estaria siguiendo mis indicaciones...aunque solo fuera por una vez.
La furgoneta se zarandeaba peligrosamente de un lado a otro mientras el peso muerto del conductor oscilaba encima del volante asi que patee el cadaver fuera y tras sentarme empeze a acelerar hacia el otro vehiculo que ahora abria fuego contra mi.Estaban usando municion militar,lo sabia por el estado en que estaba quedando todo a mi alrededor...por fortuna mi habilidad impedia que me dieran y con que la furgoneta aguantase 10 segundos mas me bastaba.

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Sáb Jul 09, 2011 6:25 am

Ante la pregunta de si alguna vez le haría caso, vi tan inútil contestar como intentar explicarle por qué hacía lo que hacía. De hecho esperaba que no quisiera una respuesta, porque no iba a tenerla. Como máximo, ante su duda y las otras frases que había cortado antes de que acabaran, iba a obtener una sonrisa peligrosa... que es exactamente la que le dediqué cuando paré el coche delante de él y esperaba impaciente a que se montara, pisando el acelerador para hacer sonar el motor y así incentivarle a que se diera más prisa.. porque si por Keegan fuera, estábamos dando un paseo...

Finalmente se montó y solté el freno. Las ruedas derraparon y dejaron la marca en el asfalto antes de proyectarnos hacia adelante con rapidez. Era lo bueno de los coches que " adquiría". Ninguno era una mierda de coche que en lugar de caballos llevara ponys... no. Eran coches capaces de coger los 100 en poco más de 4 segundos. Y si les tomaba menos tiempo,aún mejor. Por eso no me costó alcanzar al Bentley, pese a que había visto abuelos darse más prisa en seguirme que Keegan. Una vez que lo localicé, relajé un poco mi expresión y empecé a relajarme y reírme como una loca sádica, tomándome los intentos vanos del Bentley en despistarme como un juego. Y era un juego del que conocía las reglas a la perfección. Alguna vez me había tocado una persecución, por lo que tenía mucha habilidad al volante. De hecho hasta me tomé la delicadeza de encender la radio y dejar que "System of a Down" hiciera vibrar los altavoces del coche, acompañando a mis gritos al son de la canción. Sí, llamaríamos la atención, pero éramos dos coches lujosos haciendo una persecución en un polígono. Si eso no alertaba a nadie, mi música tampoco. Y si no siempre podíamos salir huyendo... no sin antes hacer que el Bentley se despeñara por algún sitio. Porque no lo había pensado hasta ahora,pero si el príncipe se escapaba, era yo la que iba a tener problemas. Podía adivinar que ese cabrón tendría contactos hasta en el infierno, y sabía quién era. Me encontraría... y no quería pensar nada más porque esperaba que no se diera el caso.

De la nada aparecieron dos furgonetas negras, las que había visto en la puerta cuando entré, y se liaron a dispararnos. Perdón, a disparar a ¡MI PRECIOSO COCHE! Como acto reflejo me agaché al tiempo que una ráfaga de balas se estrellaba en mi parabrisas delantero, haciendo que estallara en miles de pedazos y que diera un pequeño volantazo hasta que pude retomar el rumbo de nuevo.

-¡Malditos cabrones! ¡Como os pille voy a forrar mi próximo asiento con vuestras pieles!-de reojo vi como la segunda furgoneta se ponía a uno de los laterales y abría la puerta. Vale, eso no lo había vivido nunca, pero suponía lo que querían hacer. De fondo oí a Keegan dándome instrucciones sobre lo que hacer... y por primera vez desde que le conocía estaba de acuerdo en hacer lo que me pedía. Esperé a que saltara del coche... o más bien se tiró sin decir nada, dí un volantazo hacia mi izquierda al tiempo que pisaba el pedal del freno, el embrague y una de mis manos accionaba el freno de mano. El coche giró con un quejido de las ruedas que no me importó. Total, iba a tener que pasar por el taller a arreglar lo que esos malnacidos habían hecho en el morro de mi coche. Ambas furgonetas, una "secuestrada por Keegan" y otra sin tiempo a reaccionar, siguieron su camino mientras yo me colaba por una calle lateral y volvía a girar del mismo modo para circular por una calle paralela a la que lo hacían el resto de los coches.

Lo cierto es que así me sentía impotente, Keegan pasándoselo bien y yo conduciendo de paseo, por mucho que la velocidad de mi coche no hubiera bajado lo más mínimo. Pronto alcancé a ver el Bentley por la ventanilla derecha. Así que sin saber si había cumplido el kilómetro, o 300 millas, giré con brusquedad por una calle que si fuera más pequeña habría arrancado los espejos de cuajo, apareciendo al lado del coche del "príncipe".

-me vais a pagar lo que le habéis hecho a mi coche panda de cabrones, hijos de mala dama de burdel....-y sin pensarlo, y viendo las dos furgonetas por el espejo retrovisor, di un nuevo volantazo para hacer chocar ambos coches. De la carrocería saltaron pequeñas chispas y chirridos, pero no pensaba dejarme ganar. Debía acabar con él. Tras la colisión, ambos tuvimos que corregir el rumbo, pero no frenamos. Era el turno de que ellos contraatacaran y tuve que sujetar con fuerza el volante para que no me desviaran tanto como para acabar estrellada contra algún edificio. Por detrás, las furgonetas seguían su avance, pero eran demasiado lentas como para seguir nuestro ritmo, por lo que cada vez las veía más lejos. O quizá era porque Keegan les estaba dando trabajo. Lo cierto es que también me incomodaba no saber qué estaría pasando o si él estaría bien. Tras un par de volantazos más, las cosas no se habían solucionado, y de hecho unas sirenas me hicieron apagar la música y decidir que quizá sí habíamos llamado la atención de la policía.

-Mierda-mascullé.

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Lun Jul 11, 2011 7:37 am

Mientras la furgoneta se iba reventando poco a poco forze una ultima vez el motor para embestir contra la parte trasera del otro furgon.Este se elevo medio metro por su parte posterior y los hombres que iban dentro perdieron el equilibrio y uno de ellos cayo por la puerta trasera cuando ambos vehiculos se separaron momentos despues.Escuche el caracteristico crujido de un cuerpo siendo arrollado por un vehiculo acompañado de un ligero bote que no supe decir si fue por el accidentado o por que la suspension de mi vehiculo estaba en las ultimas.Una nube de humo negro procedente del motor me indico que mi transporte estaba pasando a mejor vida asi que tome carrerilla y me aferre al costado del otro vehiculo para subirme a su techo aprovechando la confusion de sus tripulantes.

Mientras nos alejabamos el que hasta ahora habia sido mi transporte exploto estrellandose contra una farola.Me agarre como pude al techo mientras escuchaba como gritaban dentro preguntandose si alguien me habia visto antes de la explosion.Eran profesionales pero estaban nerviosos porque acababan de ver como 4 compañeros suyos ardian delante de sus ojos...bien,aprovecharia eso.

Mientras pensaba mi proximo movimiento vi delante mio como Emma volvia a la avenida principal un poco antes de lo previsto y se dedicaba a intentar echar el coche del principe contra los edificios a riesgo de sufrir el mismo destino.Maldita chica...el no saber obedecer ordenes le iba a traer problemas algun dia.

El Bentley tomo una salida improvisada a traves de una valla y se incorporo campo a traves a la autovia del centro mientras Emma le seguia dando tumbos.El conductor de la furgoneta ya mas tranquilo al darme por muerto les siguio dispuesto a acabar con la ultima amenaza para su jefe.
La autovia del centro era la tipica carretera que uno ve en las peliculas de Hollywood pero sin el pacifico de fondo.4 carriles con multiples salidas e incorporaciones que a estas horas de la noche del sabado estarian repletos de circulacion.Eso podia ser un problema,no tenia pensado transladar la accion a un lugar en el que pudiera poner en peligro a civiles pero ya no habia marcha atras.En vez de lamentarme tendria que hacer algo para que nadie que no se lo mereciera sufriera daños.

Nos incorporamos con un bote que a poco estuvo a punto de hacerme caer a la carretera mientras los demas conductores nos esquivaban o chocaban lateralmente con los bordes de la carretera.Entre los pitidos y el ruido de la carretera escuche otro que me resultaba,por desgracia,familiar...policias,genial¿y que mas?

4 coches patrulla se incorporaron desde la salida del puerto lanzandose en nuestra persecucion con las sirenas y las luces encendidas.Mis amigos del piso de abajo decidieron aprovechar que no sentian mucho aprecio por las fuerzas publicas del orden practicando punteria con los coches patrulla haciendo que uno perdiera el control y se saliera de la carretera contra una señal de publicidad abandonando asi la carrera.Entonces uno de los matones asomo un arma que conocia bien,un lanzagranadas,y lo apunto contra el coche mas cercano pero antes de que pudiera apretar el gatillo me descolgue dandole una patada al arma y desviando el tiro en el ultimo instante que se perdio inofensivamente en la campiña circundante explotando a lo lejos.Tras dejar fuera de combate a mi oponente y lanzarlo a las ruedas de nuestros perseguidores me vi obligado a abandonar el vehiculo saltando hacia el coche patrulla mas cercano mientras me disparaban una rafaga desde el asiento del copiloto.

Choque contra el capo y el parabrisas del coche patrulla y me incorpore resoplando mientras un par de policias me miraban incredulos.Les hice un gesto de''todo va bien''con el pulgar hacia arriba antes de ponerme en pie con un equilibrio precario y saltar al techo del vehiculo paralelo al nuestro.Por fortuna el embotellamiento de la carretera me permitia avanzar por el techo de los vehiculos y tener posibilidades de alcanzar a la furgoneta.Mientras tenia cuidado de no acabar bajo las ruedas de algun coche una luz potente procedente del cielo nos ilumino...por si no fuera poco con la policia ahora habian traido un helicoptero de trafico para amenizar la fiesta.

Suspire renegando antes de seguir acercandome a la furgoneta...seguro que mañana salia en todas las noticias.Adios al factor misterio...

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Mar Jul 19, 2011 10:03 am

El maldito coche decidió internarse en una autovía de las que son de un tamaño tan “pequeño” que podría aterrizar un Airbus A380 mientras despegaba un Boeing 747. Un millón de carriles en cada sentido, y un par de cientos de millones de coches más abarrotando los carriles. Lo que hasta ahora había venido siendo una carrera enloquecida a 300 km, se había vuelto una carrera de caracoles. Había visto abuelas con taca taca avanzar más rápido que lo que lo hacíamos nosotros. Y claro, el Bentley no tenía intención de ralentizar su ritmo, y por ende, yo tampoco. Sólo se oían pitidos mientras dábamos volantazos y cambiábamos de carril haciendo que varios coches se cruzasen y se oyesen los frenazos de los coches que intentaban esquivarlos.

Para entonces había dado por perdido el vigilar a las furgonetas y a Keegan. Así que sólo me quedaba esperar que supiera defenderse y centrarme en no estrellarme contra algún idiota que no se apartara a tiempo de nuestro paso. ¡Ah sí! Y también en despistar a la policía que se había unido a nuestro juego hacía un rato. Y no venían solos, no, claro, eso hubiera sido muy fácil. Tenían que venir con un helicóptero que nos enchufó con un chorro de luz tan potente que creí que me estaban interrogando incluso antes de pillarme. Sin contar que hizo frenar al Bentley y a mí frenar… sin poder evitar que no tuviera metros suficientes y acabara por tener que esquivar un coche y rozar con el lateral a otro, haciendo un rasponazo en mi precioso chasis. Que teniendo en cuenta que me lo habían agujereado, no debería molestarme un rasponazo más o menos, pero lo hizo, y mucho. Y el juego empezaba a agotarme.

Por detrás nuestro, las furgonetas debían estar haciendo algo que se notase, porque el haz de luz se “apagó” y el sonido del helicóptero se alejó de nosotros. Bien, pues fin de la persecución. Estaba harta de que me destrozaran el coche, me dejaran ciega, la gente de Londres no supiera conducir, y encima no pudiera ver si Keegan estaba bien o no. Demasiada ansiedad. Aprovechando la confusión del momento, me puse tras el Bentley de nuevo, y puesto que no tenía limpia delantero, no me fue difícil dejarle un poco de espacio, y lanzar un rayo de energía a la rueda izquierda trasera, que explotó. Desequilibró el coche, que zigzagueó, cruzó los 4 carriles de lado a lado, se llevó un par de coches por delante, y acabó estrellándose contra uno de los árboles del lateral de la carretera. El coche estalló… nadie salió de él. Pero no tenía tiempo ni para celebrarlo, ni para pararme a ver si estaban vivos. Frené, puse el freno de mano, pisé el embrague y giré el volante con fuerza. El coche giró 180º. Arremetí contra 3 coches en el camino y empecé el camino de vuelta. Lo cierto es que habíamos hecho un buen destrozo en la autopista, pero ¿a quién le importaba? Ahora sólo podía pensar en recoger a Keegan y marcharnos de allí. No sólo porque a mí no podían pillarme allí o acabaría en la cárcel, si no que si pillaban a Keegan, acabaría también entre rejas y con el traje naranja. Y ninguna de las dos cosas iba con él. Era más bien de proteger al mundo, no de proteger su retaguardia en las duchas.

Esquivé a un par de coches de la policía conduciendo hacia la furgoneta, puesto que al parecer una había muerto ya. Hasta que una mancha se movió saltando de un coche a otro. Frené tomada por sorpresa casi llevándome por delante al coche sobre el que estaba la figura que adiviné, sería Keegan.

-¿Alguien ha llamado un taxi?-pregunté con prisa mientras empezaba a circular marcha atrás, paralela a lo que avanzaba el coche sobre el que iba montado el chico hacia adelante. Teníamos que salir de allí. La policía, por mucho que me jodiera reconocerlo, se encargaría de la furgoneta, sus ocupantes, y los del coche si es que había alguno dentro. -Date prisa… si nos cogen vamos a acabar los dos jodidos, ¡salta de una vez!-frené en seco e hice girar de nuevo al coche para seguir hacia adelante y esperar a que saltara a mi lado para tomar una de las cientos de salidas, perder a la policía, llegar a mi casa, darme una ducha y matar a Keegan por meterme en este fregado.

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Vie Jul 22, 2011 5:34 am

Estaba a punto de saltar hacia un monovolumen familiar cuyo conductor iba agarrado al volante con cara de panico cuando un coche aparecio de la nada y casi lo arrolla haciendole dar un bandazo al volante con la consiguiente comida de techo de un servidor.Me agarre como pude mientras me incorporaba resoplando(hace años parecia mucho mas facil hacer estas cosas) y vi que se trataba de Emma...su coche estaba destrozado pero ella parecia estar bien...cabreada.

Tras ejecutar una maniobra digna de un especialista puso su coche a mi lado urgiendome a saltar a el.Lanze una ultima mirada hacia la furgoneta que ya se detenia rodeada de policias y luego hacia unos restos ardientes que cruzamos a toda velocidad...¿el Bentley?si era asi no creia que nadie hubiera sobrevivido.Fuera como fuera el trabajo estaba hecho,con algo mas de ruido del deseado(por decirlo de alguna forma suave...)pero lo mas importante era que ella estaba ilesa.

Salte al coche cayendo de espaldas sobre el asiento trasero y me levante para ocupar el puesto del copiloto mientras las sirenas de policia empezaban a quedar lejos...incluso el helicoptero estaba mas atento al barullo de la autopista que a nosotros.
Mire a Emma mientras me quitaba el frontal del casco mostrando mi rostro tiznado de negro...mi sonrisa destacaba por contraste.
_Una nochecita movida eh?no podras decir que soy un novio aburrido,dije riendo,la verdad es que me encontraba exultante...hacia demasiado tiempo que la adrenalina no corria por mi cuerpo,me sentia mas vivo que nunca.

_¿Estas bien?dije mientras observaba algunos rasguños en su hombro y cuello...ojala no la hubiera alcanzado ninguna bala...esta mujer era demasiado cabezota para admitir que necesitaba ayuda.

Tras una media hora conduciendo por rutas aleatorias(la manera de despistar a posibles perseguidores supuse)entramos al garaje de Emma por un callejon discreto y camuflado.
Cuando la puerta se cerro detras nuestro ella se echo atras suspirando y maldiciendo entre otros a mi...sali del automovil y le eche una ojeada rapida...malo,muy malo...el humo blanco nunca era buena señal.
_Lamento lo de tu coche...diria que te compraria otro pero..creo que se sale de mi presupuesto...bromee,justo antes de que el trozo de parachoques que quedaba se soltase definitivamente con un sonoro CLONK y Emma me lanzara una mirada cargada de veneno.
_¿Puedo sugerirte que el proximo este blindado?dije entre risas...acababa de salir de un tiroteo pero si no controlaba mi sentido del humor si que iba a estar en peligro...

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Emma Wallace el Sáb Jul 23, 2011 1:32 am

En cuanto Keegan aterrizó como un patito que está aprendiendo a volar, aceleré para dejar atrás a los coches de policía. Y al principio, teniendo en cuenta el atasco y los accidentes que habíamos ido provocando a nuestro alrededor, era una misión casi suicida. Esquiva un coche, evita una rueda, accidente a las 11.... ¿persona corriendo a las 3? ¡Pero qué coño hacía! ¡que era una autopista, no un jodido carril de footing! ¡Vivan los suicidas! Esto era desquiciante. Debía frenar y derrapar cada escasos 10 metros y la policía cada vez se acercaba más. ¿Conclusión? Se acabó. Frené en seco y con ello un coche se chocó contra mi maletero, pero ¿ a quién le importaba? dado que ya tenía un acordeón colador por coche, un golpe más no iba a notarse. De hecho hasta nos impulsó unos metros y ayudó a que pudiera hacer girar el coche 90 º en un espacio reducido, y tomar una salida que sin el golpe, no habríamos podido tomar. No tenía ni idea de dónde nos llevaría, pero sabía algo, que no había tráfico y que por suerte, el coche aún respondía. O más bien el motor, así que acaricié casi con ternura el volante, apreté el acelerador e hice rugir el motor mientras las ruedas giraban con rapidez, propulsándonos hacia adelante con tanta rapidez, que en pocos kilómetros y varias salidas aleatorias, ya no se les veía.

Y por fin me relajé, bajé el ritmo y miré a Keegan que como siempre, estaba haciendo bromas absurdas. Pero lo que me hizo apretar el volante con tanta fuerza que debí dejar mis huellas marcadas en él. "Novio"..."Novio"..."-ovio"...."-vio"... ·-io"...."-ooo". Qué gran momento para recordarme esa palabra. Acabábamos de casi morir, ser detenidos, aplastados, tiroteados, y ahora me sale con una de las palabras que podría hacer que me estrellara contra un árbol aposta. Sin duda, si Keegan tenía algo de sentido común, se lo había dejado en el otro traje de trabajo. Solté el volante y le dí un puñetazo en el hombro . Puesto que no quería dañar más mi coche, no iba a estrellarlo.

-Te voy a decir algo.... no es lo mejor que tientes a alguien que está conduciendo.-murmuré cabreada. Viendo una salida que conocía. La tomé y empecé a conducir en silencio hacia casa mientras aún oía palabras suyas de preocupación. Bien...bien, lo que era bien pues no estaba. Me gustaba este coche... por el resto creía que no había sido tocada por ninguna bala.

Por fin llegamos hasta mi adorado garaje y salimos del coche, tras lo cual, con un humo blanco, murió. Agaché la cabeza y negué con la cabeza. Apoyé el cuerpo en el coche notando como la adrenalina bajaba y empezaba a notar un dolorcillo en el cuello, y uno un poco más agudo en el hombro. Miré de reojo, quizá había algo más " gordo" que un raspón ahí... pero por supuesto no pensaba decírselo a Keegan. No sabía lo que era, y tampoco dolía tanto...y sobre todo, cuando empezó a bromear de nuevo, cuando el enfado hizo bullir mi sangre. Me levanté del coche y avancé hacia él moviendo el brazo que no tenía herido y dándole golpecitos en el pecho.

-NO-golpecito-TE-golpecito-RÍAS-golpecito-DE-golpecito-MI-golpecito-COCHE-y si se esperaba un nuevo golpe, se equivocaba. Separé los dos brazos y lancé dos rayos con alta potencia que se estrellaron con la pared, rebotaron e hicieron que explotaran las bombillas. Jadeé y bajé los brazos. Vale, el hombro me dolía. Me llevé la mano buena al hombro aprovechando que no había buena luz, por no decir casi ninguna, sólo la que se filtraba por las ventanas del garaje. -Debemos destruir el coche. Probablemente habrán apuntado la matrícula, el modelo... Un descampado, una descarga, una explosión y fin de las pruebas. ¿tienes una grúa o tengo que conseguirla yo también?-me moví hacia él, poniéndome de puntillas para llegar un poco más arriba. Ahora mismo odiaba su altura-y te diré algo. No te preocupes... le robaré un tanque al ejército y te lo regalaré por tu cumpleaños, graciosete...

_________________








Esto va a salir mal de todos modos, así que no vale la pena estresarse por eso.

Spoiler:



PREMIOS:


Emma Wallace

Empleo : ¿Camarera?
Mensajes : 231
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : donde mejor pueda vacilarte

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Keegan Emery el Vie Jul 29, 2011 12:52 am

_Tranquila,mi todoterreno podra remolcar tu...coche...sin problemas,sobre todo ahora que pesa varios kilos menos,bromee...mañana por la noche vendre a por el y nos encargaremos de todo.

Suspire dejando que mi cuerpo se fuera relajando poco a poco,ahora que la emocion del combate se habia ido empezaba a notar ligeras molestias por todo el cuerpo...leves contusiones sin duda producto de la caida en el capo del cohe,los meneos en la furgoneta y demas peripecias de la noche.Bueno...si me hubiera alcanzado una bala o me hubiera roto algun hueso ahora no estaria sonriendo precisamente...con un leve gruñido me quite la parte superior del blindaje dejandola caer pesadamente en el suelo del garaje...en efecto...tenia algunos morados a lo largo de mi torso y sin duda tambien los tendria en las piernas.

_Un poco de hielo no me vendria mal ahora...iba aseguir hablando cuando vi como Emma se agarraba el hombro tratando de disimular su incomodidad...¿estas totalmente segura de que estas bien?

Emma era tan cabezota como yo pero el recibir algo de ayuda no hacia que fueses menos duro,algo que yo habia aprendido por la fuerza.Aun corriendo el riesgo de recibir una descarga de represalia la cogi suavemente de la mano y la dirigi al interior de su casa donde con algo mas de luz examine sus heridas.Algunos rasguños sin importancia pero el hombro...era harina de otro costal.Se habia salido un poco,era increible que no se hubiese quejado en todo el viaje aunque por otro lado la adrenalina hace milagros...
_Supongo que ir a un hospital no entra en tus prioridades asi que a no ser que sepas colocartelo tu misma voy a tener que hacerlo yo...empece a colocar el brazo en posicion y volvi a mirarla a los ojos...a la de tres...uno...
Ya no sabia cuantas veces habia visto hacer estas cosas...y la reaccion siempre era la misma,nadie se lo esperaba y no era agradable pero cumplia su funcion,despues de todo...¿preferirias que te sacaran una muela de golpe,dolor incluido,o que la fueran extrayendo lentamente mientras uno va anticipandose a la sensacion de dolor poniendose aun mas nervioso?
El movimiento fue tan rapido que Emma no tuvo tiempo de maldecirme aunque su rostro palidecio un poco y tuve que sujetarla para evitar que en ese instante de indisposicion diese con sus huesos en el suelo.
Tras dejarla sentada en una possicion comoda busque algo que pudiera servir de cabestrillo.Necesitaria llevarlo por lo menos un par de dias hasta que le bajara la inflamacion.Luego fui a la cocina y traje una botella de whisky dejandosela al lado...
_Creo que esto hara efecto mas rapido que las pastillas...procura no mover mucho ese brazo¿vale?y en pocos dias estaras como nueva...le dije mientras me pasaba un hielo por la zona de las costillas...en cuanto al asunto del coche no te procupes,mañana vengo a por el y lo llevo a los acantilados de Exxex por la noche y que los peces se hagan un adosado con el,sonrei...

Me acerque a la ventana y me quede unos segundos en silencio,meditando...¿a cuanta gente habia matado hoy directa o indirectamente?¿20,30 personas?¿y por que no sentia ni el mas minimo atisbo de remordimientos?estaba claro que,criminales o no,si la policia empezaba a seguirme la pista no iba a ser para concederme las llaves de la ciudad pero no habia otra forma,la ley era lenta y estaba plagada de huecos legales que los delincuentes o los tipos con dinero podian usar a su antojo.

_________________





Spoiler:




Spoiler:




Keegan haciendo''horas extras''
Spoiler:




PREMIOS:



Keegan Emery

Edad : 35
Empleo : Dueño y camarero de Naturalmind/Justiciero anonimo a turno de noche(Shadow)
Mensajes : 330
Fecha de inscripción : 14/04/2011
Localización : Londres

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El principe de Londres(Emma Wallace,libre)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 2:25 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.