Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Jue Jun 30, 2011 8:39 am

Aquella mañana no había dormido nada. No había sido porque me había estado despierta toda la noche y parte de la madrugada siguiente en casa de alguno que estuviera medianamente bueno haciendo de todo al afortunado, sino más bien porque la noche anterior había salido y para bajar el alcohol había acabado volviendo a casa a pie y, después de ducharme y arreglarme, había acabado yendo a la universidad a hacer la matrícula para el curso que viene. De no haber estado tan acostumbrada como lo estaba a esa clase de días en los que apenas descansaba, probablemente no hubiera sido capaz de sobrellevar aquel con buena cara pero lo hice, ya lo creo que lo hice. Para antes de la hora de comer ya tenía el teléfono de dos veteranos y de un estudiante extranjero italiano con una sonrisa bastante interesante, aunque lo más importante de mi mañana fue que terminé yéndome a comer con mi amigo Dan. Nuestra relación era extraña, porque tan pronto íbamos como simplemente amigos como nos poníamos contra la pared para hacernos de todo, pero aquel día, y después de invitarme a comer, había tocado que se comportara como un simple amigo que aprovechaba que llevaba una camiseta escotada para pedirme que le acompañara a la tienda de cómics y me pusiera a hacer de las mías (vamos, a exhibirme) para que le hicieran descuento. Y como aquel chico era uno de mis mejores amigos, por no decir el mejor, acepté y antes incluso de entrar a la tienda me bajé más el escote de la camiseta de tirantes para que le hicieran un descuento importante mientras veinte frikis me miraban y me devoraban con la mirada. La suerte de que mi amigo Dan estuviera bueno era que facetas como aquella suya de tan adicto a los cómics no hacían sino mejorarle, mientras que en seres como aquellos (recién salidos de Mordor lo menos) les condenaban a ser ineptos sin vida social y que, después de verme tan ligerita de ropa como lo iba (con apenas la camiseta como vestido) tendrían material de sobra para matarse a pajas. Lo malo era que una vez que tuvo los cómics se quiso ir a leerlos y, ya que estaba y no tenía nada mejor que hacer, le pedí que me acompañara al centro comunitario y lo hizo, despidiéndose de mí en la puerta y dejándome ir directa al vestuario para dejar mi bolso y sacar unos pantalones cortos, unos vaqueros largos en tiempos recortados por mí, porque siempre que iba tan ligerita de ropa como solía me miraban mal por... ¿cómo lo decían? Distraer a los que hacían servicio a la comunidad... pamplinas. Como que no se distraían ellos solitos haciendo cualquier otra cosa sin necesidad de mirarme las tetas, pero en fin... Acabé por guardar las cosas, excepto el móvil, en una taquilla y por ir a la sala grande del centro comunitario, llena de juegos y de actividades que hacían de todo menos favorecer el trabajo social de aquellos chicos, algunos mayores que yo. A la espera de que llegara un supervisor que me dijera con quien tenía que ir hoy a ayudar, saqué el móvil, me apoyé en el futbolín y empecé a mandar mensajes a ver si acababa con plan para la noche o si, por el contrario, terminaría en casa sola y aburrida... cosa que sabía que no sucedería, porque siempre había alguien dispuesto a quedarse conmigo y entretenerme... ¡Para algo tenía que servir mi fama, más que merecida!

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Jue Jun 30, 2011 10:15 am

Aquella mañana me había levantado con un sueño increíble, había apagado el despertador sin darme cuenta y me había quedado dormido, por suerte uno de mis compañeros del centro me había llamado al móvil justo antes de la hora y había llegado a tiempo, benditos sean mis poderes en esas ocasiones, en menos de un minuto estaba allí cambiado y preparado para la "acción", mi compañero no se sorprendió demasiado dado que le dije que estaba llegando, solo comento que se pensaba que estaba algo más lejos. Estaba bastante harto de toda aquella tontería del centro, me quitaba horas de sueño cosa que me hacía estar de un humor bastante malo y encima más de una noche me quitaba de poder hacer cosas divertidas con una buena compañía, lo peor había sido la noche anterior, no había encontrado nada interesante y lo único que gane fue un par de carteras, una noche perdida realmente y encima una mañana con un sueño mortal, tenía unas ganas de acabar de una vez que no podía con ellas, pero no podía hacer nada, y todo por una pequeña cagada.

Aquella mañana me la pase pintando una pared con varios grafitis, ya lo había hecho varias veces y aquella precisamente ya la había pintado anteriormente, ¿para qué coño las limpiábamos? las iban a volver a joder enseguida, era un trabajo inútil, al menos era mejor que recoger basura. Cuando acabamos el trabajo ya era por la tarde, habíamos estado algo más de lo normal así que después de dejar claro que al día siguiente llegaría tarde y irme antes de que me pudiese decir nada el supervisor me fui a cambiar. Cuando me iba, al pasar por la sala de juegos vi algo inusual, o más bien a alguien, había una chica apoyada en la mesa de futbolín que no había visto antes, supongo que al salir mas tarde la gente que trabajaba después de mi había llegado, al final podría no estar mal eso de que nos hubiesen hecho trabajar más de la cuenta. Me acerque a ella poniéndome delante de ella con los brazos cruzados y mirándola a los ojos aunque no se le veían del todo bien por que miraba al móvil su podían apreciar que eran increíbles.
-No te había visto antes por aquí si no me acordaría... y eso que me obligan a venir a menudo, ¿Nueva o es que entras a esta hora a hacer tu servicio a la comunidad?- Me quede esperando a ver si se había dado cuenta de que le estaba hablando a ella o iba que tener que llamar la atención de alguna forma para que se diese cuenta de que era ella con la que hablaba cosa que esperaba no tener que hacer.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Jue Jun 30, 2011 9:26 pm

Hasta los contactos de mi móvil estaban aburridos a más no poder. Por mucho que mis padres fueran ricos y pudieran permitirse darme caprichos a más no poder, yo me negaba a comprarme un móvil de esos excesivamente detallados con mil millones de cosas que no iba a usar y el mío era un móvil de los más simples que había: con valor nulo a la hora de robarlo. La ventaja era esa, que nadie se esforzaría en robar un móvil como aquel. El inconveniente era que no tenía casi juegos con los que poder entretenerme en momentos como aquel en los que los contactos estaban demasiado aburridos y/o ausentes como para responder a mis mensajes. El único que lo había hecho había sido Dan, y mandaba narices teniendo en cuenta que él estaba ocupado leyendo los cómics que se había comprado, con descuento gracias a mí. De puro aburrimiento que llevaba encima mientras esperaba al lento del supervisor, que en su próxima vida acabaría reencarnado en tortuga o en caracol lo menos, me puse incluso a escribir el mensaje que le enviaría para quedar por la noche o en cuanto saliera del servicio comunitario y pudiera, así, tener algo interesante que hacer, pero antes de que me diera tiempo incluso a terminar de escribir lo que quería decirle una voz me sacó de mis pensamientos, diciendo que no me conocía o de lo contrario me recordaría y, después, queriendo saber si era nueva o hacía el servicio comunitario a esa hora. Deslicé la mirada desde la pantalla del móvil a la planta de sus pies para ir subiéndola por su cuerpo, sin dejarme nada por ver, hasta que la clavé en sus ojos. Aquel chico no me sonaba, ni siquiera de vista a pesar de que me pasara media vida en aquel centro por el trato que tenía con mis padres, pero con aquellos ojazos y estando tan bien como estaba podía hasta sonarme. Esbocé una media sonrisa y cerré el móvil sin enviar el mensaje porque, en aquel momento, Dan podía quedarse con sus cómics: yo ya tenía entretenimiento para aquel rato, cortesía de aquel chico cuyo nombre desconocía. – Yo tampoco te había visto por aquí, y eso que vengo a menudo... No soy ni lo uno ni lo otro, soy algo así como una voluntaria por aquí. Me llamo Charlotte, encantada. – dije, guardando el móvil en el bolsillo del pantalón y acercándome a él para darle sendos besos en las mejillas de presentación, muy cerca de las comisuras de los labios y después separándome, de nuevo, para volver a apoyarme en la mesa del futbolín. - ¿Y tú eres...? Porque no tienes demasiada pinta de supervisor... no suelen estar buenos. – añadí, encogiéndome de hombros y con la mirada clavada en sus ojos. ¿Qué se le iba a hacer? Me encantaban los chicos de ojos claros... y él no era una excepción.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Sáb Jul 02, 2011 1:00 am

Antes de decir nada me miro de arriba a abajo, o en este caso, de abajo arriba más bien, para después sonreír y acabar cerrando el móvil. Después de presentarse me dio dos besos en las mejillas, me sorprendió que me los diese tan cerca de la comisura de los labios aunque si por mi hubiese sido no hubiese sido solo cerca, ni en la comisura... Aunque mi humor era bastante malo hacia unos minutos las cosas parecían mejorar, tras varios días sin mas diversión que la de robar alguna que otra cosa, y más que divertido aquello era entretenido, podría haber encontrado algo divertido que hacer aquel día o al menos lo que quedaba de él. Aquel encuentro fortuito por desgracia quizás acababa pronto, lo malo era que yo acababa de acabar pero ella seguramente empezaba enseguida, quizás al ser solo una voluntaria se podía hacer algo frente a eso, cosa que esperaba que fuese posible y que el encuentro no durase diez minutos por qué tiene que irse a ayudar por ahí. Cuando dijo lo de si era supervisor solté una carcajada, la verdad es que era cierto, los supervisores que había visto no eran demasiado... agraciados, a lo mejor era un requisito el ser feo para no distraer a las que trabajan en el centro, quien sabe.
-Exacto, no soy supervisor, estoy aquí haciendo mi servicio a la comunidad, un asco la verdad y encima hoy salgo tarde.- Me pare un momento antes de continuar hablando mirándola de arriba abajo de una forma un poco exagerada.
- Aunque al final quizás eso de que hoy haya salido más tarde no sea tan malo, me llamo Owen, un placer.- Me puse pegado a ella apoyándome en la mesa del futbolín a su lado pero sin dejar de mirarla, mirando sus ojos para ser más exactos y metiéndome las manos en los bolsillos.
-La verdad es que me sorprende que seas una voluntaria, las chicas como tu suelen estar en otro sitios, buscando divertirse y no viniendo aquí de voluntaria.- Para ser exactos lo que más me sorprendía era que estando tan buena no tuviese nada mejor que hacer, las otras que venían se veía claramente el por qué, digamos que los orcos tienen bastante tiempo libre para estas cosas.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Sáb Jul 02, 2011 3:01 am

Las vistas eran bastante mejores que las de mi móvil o las que tenía normalmente en el mismo centro comunitario en el que me encontraba, hasta aquel momento aburrida a más no poder. El único supervisor aprovechable era Benjamin, y él porque tenía conmigo una relación que se escapaba de la habitual entre una voluntaria y un supervisor del resto de los inadaptados sociales que se encontraban por allí... dicho menos indirectamente: me lo había tirado alguna vez. ¿A los demás? Ni lo intentaba, porque para vomitar ya tenía la opción de meterme los dedos en la garganta o de beber hasta que no me cupiera nada más en el estómago. Respecto a los jóvenes, al menos de mi edad, que había por allí, la cosa tampoco solía ser demasiado agradable a la vista. Había algunos, como Ektor, que por mucho que me fastidiara decirlo estaban buenos; otros, como Simon, que era en cierto modo monos; otros, como el chico que estaba delante de mí y que se presentó como Owen, que sí que merecían más la pena que el pueblo llano que componía la media de por allá. A diferencia de los chicos de por allí, él tenía algo que sí que haría que te giraras por la calle para mirarle con más atención, y eso era un punto a su favor, sobre todo a la hora de conseguir atraerme lo suficiente para que le considerara digno de perder mi tiempo en él y de no molestarme cuando se sentó a mi lado y se sorprendió por mi presencia allí, ya que las voluntarias... ¿cómo decirlo? Solían ser auténticos cayos malayos. Aquello no lo dijo, pero lo pensaba: se le notaba en la cara y en la manera de mirarme de arriba abajo, sin cortarse ni un pelo ni esforzarse en disimular: exactamente como yo con él.
– Y yo misma estaría buscando cualquier otra clase de diversión que estar en este bodrio de centro un día cualquiera, pero tengo una familia excesivamente conservadora que no acepta que tenga mis maneras de divertirme a no ser que yo cumpla con condiciones impuestas por ellos... Vamos, que vengo chantajeada por ellos y no porque realmente quiera estar aquí, aunque en momentos como estos hasta me alegro de que lo hagan, porque si no me perdería unas vistas muy interesantes. – le dije, encogiéndome de hombros y esbozando una sonrisa mientras, con las dedos, tamborileaba en el borde de la mesa de futbolín sobre la que los dos estábamos apoyados en aquel momento. - ¿Tú qué has hecho para estar aquí? He oído de todo de muchos de vosotros en el tiempo que llevo pasándome por aquí, y ya no me sorprendería oír cualquier cosa, pero... no sé, te pega desacato a la autoridad, alteración del orden público o, si me apuras, quizá robar algo. ¿Me equivoco? – inquirí, mirándole de reojo aún con la sonrisa torcida en la cara. La verdad, me importaba más bien poco lo que hubiera hecho respecto a mi propia seguridad porque, en todo caso, sólo me atraería más... Cosas del morbo.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Lun Jul 04, 2011 1:08 am

Al parecer todo tenía su explicación, su familia le obligaba a ello cosa que tampoco me sorprendía, seguro que era de una familia algo estirada y que quería controlarla, yo no sabía qué era eso del "control familiar" ya que por suerte o por desgracia nunca había tenido de eso, lo más cercano a ello había sido Chris, pero dudo que se pudiese considerar un padre cotidiano, ¿qué clase de padre te enseña a timar y robar? estaba claro que al menos uno normal no. La sonreí al escuchar que tampoco estaba tan mal eso de que la obligasen ir como voluntaria ya que así no se perdía las buenas vistas que había por allí, estaba claro a que se refería y estaba de acuerdo con ella, en aquel momento las vistas eran bastante buenas, la verdad es que tampoco podía quejarme mucho ya que en mi grupo tenía a Ice, Nicky y Grabielle que siempre eran una alegría para la vista pero nunca venía mal un nuevo enfoque, y menos uno como el que tenía delante.
-En eso he de darte la razón, aquí se puede disfrutar de vistas bastante buenas, aunque no siempre es así por desgracia.- Me separe del futbolín dándole la espalda y empezando a camina muy lentamente, sin alejarme apenas de ella. Estaba pensando en que contarle exactamente sobre el por qué estaba allí, la primera norma era no decir más de lo necesario, y lo necesario solía ser nada de cualquier trabajo realizado, aunque en aquel caso era algo diferente, por mucho que dijese el por qué estaba allí sin no daba más detalles de nadas, no me perjudicaría así que opte por simplemente decir la verdad en aquella situación.
-Una cosilla sin importancia, iban con tantas ganas de coger algo de dinero que escogí mal la víctima, le robe la cartera a un policía, que por desgracia estaba atento precisamente para pillar a ladrones, y claro, por muy bien que lo hiciese segundos después se dio cuenta de que le faltaba algo.- La verdad es que la cosa por la que me habían pillado era la mejor por la que me podían pillar, por robar una cartera solo me habían caído servicios comunitarios, porque después de hacer bonos falsos, falsificar cuadros, timar dos millones de libras y robar varias piezas de arte lo menos que me podía caer por cualquiera de ellas eran unos cuantos años en la cárcel. Deje de moverme y me gire para volverla a mirarla, no me había distanciado demasiado, estaba como a un metro de ella únicamente.
-Pero bueno, ¿que se le va a hacer?- Me encogí de hombros como quitándole importancia al asunto. -El caso es que estoy aquí, pasando los días aburrido, aunque como bien has dicho, de vez en cuando puedo disfrutar de las buenas vistas que se me presentan, como hoy.- Me acerque un poco más a ella quedándome a pocos centímetros.
-¿Y qué hay de ti? ¿ya sabes que tienes que hacer hoy?-

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Mar Jul 05, 2011 1:21 am

Lo estirada que era mi familia siempre conseguía enervarme. No era simplemente el hecho de que fueran unos pijos que se creían más de lo que podían conseguir: eran unos pijos con dinero, con posibilidades y con la certeza de que tenían control sobre alguien que, como yo, amaba la libertad por encima de todas las cosas. Me gustaba vivir la vida sin normas, sin que nadie me controlara y sin consecuencias, pero ellos suponían el soporte económico de mi estilo de vida y por eso mismo tenían que hacer putadas como la de obligarme a ser voluntaria, cuando obviamente yo no daba el pego de una voluntaria. A fin de cuentas, yo no era un uruk hai de Mordor que iba a servir a Sauron, sino que yo era mucho más parecida a una elfa, con la consecuente presencia que aquello traía consigo. Por no ser fea, sino más bien todo lo contrario, pegaba allí mismo tanto como un satánico en una misa cristiana, y sin embargo allí estaba, apoyada en la mesa de futbolín con un delincuente juvenil que estaba para plantearte jugar a los policías con él... por no decir, directamente, que el juego podía ser cualquier otro porque dadas las circunstancias no le haría ascos a nada con él. De hecho, cuando me dio la razón respecto al tema de las buenas vistas y él mismo se giró para darme la espalda apenas un momento, lo que le costó separarse como mucho un metro de mí, las buenas vistas que suponían su espalda y su trasero se intensificaron y no pasaron desapercibidas a mis ojos que, poco discretos, se dieron un festín de su cuerpo antes de que volviera a alzar la mirada y clavarla en sus ojos, confirmándome con palabras que una de mis opciones (el robo, concretamente) era por lo que le habían pillado, aunque un simple robo de carteras me parecía algo demasiado burdo para el aspecto que tenía, tan precisamente poco burdo. Quizá era aficionado a robar cosas que no eran carteras y que había tenido suerte a la hora de que le pillaran por no haber tenido agravantes, o quizá simplemente era uno de esos casos en los que las pintas no iban de acuerdo con quien las portaba, aunque lo dudaba, porque aquel chico tenía la apariencia de ser exactamente tan problemático como a mí me gustaban los hombres... quizá por eso me ponía y no le quitaba la vista de encima, ni siquiera cuando se giró para preguntarme si sabía lo que iba a hacer, dado que él mismo estaba aburrido aunque, ocasionalmente, con buenas vistas.
Me encogí de hombros ante su pregunta y miré alrededor de nosotros en busca de un supervisor antes de volver a clavar la mirada en él. – Esperaba a que viniera un supervisor para hacer el paripé un rato delante de él de que hago algo y después poder irme con un buen informe visual de mi rato aquí, pero dado que en este momento no pasa ni el tato... bueno, te diría de echar un futbolín si tienes ganas, aunque con algún aliciente que lo hiciera más interesante como... qué sé yo... ¿Apostar algo? Si ganas tú, te enseño las vistas que quieras ver, y si gano yo... lo mismo, pero por tu parte. Todo sea por mejorar aún más la visión y aprovechar que esto no es algo que se de todos los días por aquí. ¿Qué dices? ¿Te apuntas o prefieres irte a recoger basura, o pintar bancos? – pregunté, esbozando una sonrisa torcida y guiñando el ojo a la vez que, con las manos, acariciaba los jugadores de madera del futbolín, para dar tiempo a que respondiera.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Mar Jul 05, 2011 7:24 am

La verdad es que eso de tener que esconder lo que hacía y mis meritos era algo difícil, siempre me gustaba demostrar que era el mejor y precisamente en mi trabajo era algo que no podía hacer, mas que yo, los que eran famosos eran los sobrenombres con los que hacía aquellos, que por cierto tenía bastantes y algunos mundialmente conocidos, al menos tenía bastante dinero con los... llamémoslos trabajos. A la larga me había acostumbrado a no decir nunca nada a nadie, además, si no saben lo que eres no pueden protegerse de ti, y para un timador el anonimato era algo vital, además si no sabían quién eres en realidad no pueden acusarte de nada, ni si quiera saben por dónde pueden empezar a buscar. Cuando me gire me fije en cómo me miraba y parecía que las vistas que tenía le gustaban, después volvió a clavar su vista en mis ojos para seguir hablándome, al parecer solo estaba allí para aparentar delante del supervisor de la tarde y que viese que hacía algo por allí aunque realmente parecía que iba a irse en cuanto le saludase. Al final acabo haciéndome un proposición bastante interesante, un futbolín con un premio que dejaban claras sus intenciones que eran exactamente las que no me esperaba y que coincidían exactamente con las mías.
-Creo claramente que tu idea es mucho mejor que eso de recoger basura y pintar bancos.- Me acerque a su oreja y puse mis manos a cada uno de los lados de ella apoyándome en el futbolín para susurrarle.
-Espero que estés segura de la apuesta, porque a mí las vistas me gustan sin nada, no sé si me entiendes.- Me separe de ella con una sonrisa guiñándole un ojo y me fui al otro lado del futbolín poniéndome en posición para jugar. Estaba pensando en ganarla rápidamente usando mis poderes ya que me apetecía tener las buenas vistas que me proponía, con mis poderes era imposible perder ya que podía mover la bola en el ultimo instante para que sus jugadores no la tocasen y ella ni si quiera se daría cuenta, quizás se fijaría en que mis ojos cambiaban a un color amarillo, un pequeño efecto secundario de usarlos, aunque también podía dejarme ganar para que ella disfrutara de sus vistas y tenerla contenta, no creo que se conformara solo con mirar por tanto al final seguramente acabaríamos ganando los dos, además, seguro que si usaba mis poderes para que todo acabase más rápido y no pareciese que me he dejado no se fijaba de qué color tenía los ojos ya que tendría cosas mejores a las que mirar.

En mi lado estaban las bolas así que cogí una preparándome para empezar a jugar mirando a Charlotte.
-Bueno, ¿estás preparada para perder?- Lo dije esbozando una sonrisa mostrándole mis ganas por empezar a jugar, aunque más que ganas por empezar las ganas eran de acabar el juego.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Mar Jul 05, 2011 8:58 am

Si mi idea no le parecía bien, probablemente me estuviera tocando enfrentarme a uno de esos tíos que, según alguna estupidez de revista que utilizaba para empapelar el suelo cuando tenía que pintar, se llamaban hombres gamba: muy buen cuerpo, siempre y cuando les arrancaras la cabeza de un golpe certero y eficaz. Se veía, extremadamente claro, además, qué clase de mujer era yo con sólo mirar un poco la ropa que llevaba puesta en aquel momento: camiseta con tanto escote que prácticamente podías adivinar el modelo de sujetador; pantalones cortos, tanto que parecía que bajo la camiseta no llevaba absolutamente nada aparte del culotte... Y todo eso sin verme la cara, que pocas veces engañaba respecto a mi constante lujuria respecto a todo, delincuentes juveniles sexys incluidos. La opción de encontrar una manera medianamente sutil de desnudarnos con algo que no fuera la mirada (¿las manos, quizá? por eso de que es más efectivo...) había sido, en mí, prácticamente automática: casi tanto como podía pasárseme por la cabeza que quería probar a Owen desde el momento en el que había levantado la mirada de la pantallita del móvil y le había visto. Además, también se me daba bastante bien calar a las personas, y al verle me había dado la impresión que con sus palabras aceptando el juego pude confirmar: le gustaba la diversión tanto como me gustaba a mí, y el juego de tentarme al acercarse a mí y preguntar si estaba segura de querer apostar, cuando claramente era un sí rotundo la única opción que quedaba en aquel momento, me hizo sonreír. Quizá pensaba que podía ganarme sólo por ser un tío, o por alguna otra razón que cruzara su mente en aquel momento, pero daba la casualidad de que me había criado con un hermano amante del fútbol y de los futbolines que me había enseñado a jugar como una auténtica profesional, y si no... bueno, siempre podía caérseme una gota de agua a la mesa del futbolín que condujera “accidentalmente” la bola hacia su portería para meter un gol para mí, sin ningún problema... Aunque llegado el caso me daba igual desnudarme o que se desnudara él, ya que los dos íbamos a acabar exactamente igual y eso era sólo cuestión de tiempo, como los dos sabíamos también a aquellas alturas.
Después de dejar las bolas, que estaban en su lado, en la mesa del futbolín, me soltó una bravata muy propia de un tío cuando se enfrenta a una tía en algo en lo que cree que supera a la tía en cuestión, y mi sonrisa torcida, además de mi asentimiento ante su desafío que había sido exactamente el mío, fue lo único que precedió a que empezáramos a jugar los dos.
Para sorpresa general, estábamos bastante igualados. Aunque sólo fuera un juego al que yo sólo quería jugar por el resultado final, que sería uno de los dos desnudo y el otro pronto corriendo el mismo camino, al final había terminado saliéndome la vena más futbolera que tenía y había metido tantos goles como él había metido en mi portería, quedando a empate a tres cada uno antes de que yo alzara la mirada y apoyara las manos en el borde de la mesa. – Si quieres mejores vistas tendrás que esforzarte más, Owen... Y sé que puedes hacerlo, así que voy a darte un aliciente. – le dije, sonriente, antes de llevar las manos a la parte baja de mi vientre, donde estaba el botón de mis pantalones, y quitármelos para dejarlos caer al lado de nosotros, en el suelo. Como la camiseta era larga apenas se notaba la diferencia, pero entre eso y el escote que ya lucía, exagerado y que tentaba a hacer más, esperaba que captara la indirecta no tan directa... Me daba igual quien ganara o quien perdiera, siempre y cuando acabáramos los dos contra una pared haciéndonos de todo... como ambos estábamos deseando, y como se nos notaba en la cara.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Mar Jul 05, 2011 11:04 am

El partido estaba durando más de lo previsto, al final había decidido que iba a ganar sin trampas para hacerlo mas divertido creyendo que no me haría falta ni hacer trampas para ganar, pero al parecer me equivocaba, también era cierto que hacía muchísimo tiempo que no jugaba al futbolín, más o menos desde que conocí a Chris, a partir de entonces a los juegos que he jugado se jugaba dinero y digamos que el futbolín no es de los juegos que se suelen usar para ganar dinero, lo mío últimamente había sido mas el billar, el póker y todos esos juegos del casino, tabernas o bares donde la gente parece dispuesta a perderlo todo. Todo hay que decir que en el reformatorio había uno bastante hecho polvo, más que por ir mal, que iba decentemente, porque era tan viejo que parecía el primer futbolín que se creó en el mundo, la verdad es que no se me daba mal en aquella época jugar al futbolín en aquella época, era uno de los únicos juegos divertidos y que además podíamos jugar dentro del edificio y por tanto a uno de los que jugábamos bastante, por eso pensaba que no me tendría que esforzar demasiado para poderla ganar pero me equivocaba completamente al parecer. Se notaba que había jugado al menos mínimamente, y aunque tenía ganas de disfrutar de buenas vistas no podía perder, ya por orgullo de haber decidido ganar no iba a dejarme perder, además, los dos sabíamos como iba a acabar eso, no había prisa. Después de un rato jugando íbamos empate y hico algo que no me esperaba para que me pusiera las pilas: se quito los pantalones, así sin más, la verdad es que no había demasiada diferencia visualmente, pero pensar que no llevaba pantalones era algo que me excitaba demasiado, al parecer el "no hay prisa" había desaparecido y mi orgullo se había ido a pastar al campo, si su provocación era para que siguiera jugando mas enserio se había equivocado con el aliciente, debería de haberse puesto una chaqueta o algo si quería que me esforzara por ganar por que así solo había conseguido que el juego de futbolín pasara de un segundo plano a un decimo.
-Si creo que tendré que esforzarme más, las vistas lo valen- Y sabía qué hacer para que las vistas cambiasen lo más rápido posible, en cuanto uno de mis jugadores toco la pelota me la metí en mi propia portería cosa que claramente no se podía identificar como si hubiese sido sin querer.
-Oh! parece ser que he perdido... lástima. - Dije con un tono algo sarcástico mientras empezaba a bordear el futbolín.
-Por cierto, creo que para empezar estaré mas cómodo sin esto hace algo de calor aquí dentro, y después de tanto deporte...- Sin pensarlo me quite la camiseta y la tire por ahí mientras iba acercándome a ella hasta quedarme en frente de ella controlando los impulsos de empotrarla contra una de las paredes y comprobar lo que había debajo de aquella camiseta que llevaba que lo único que hacía era molestar en aquellos momentos.
-Supongo que al ganar y haber elegido tu el premio tendrás en mente algo de como poder mejorar las vistas, si hubiese ganado yo lo tendría bien claro- Dije mientras bajaba la mirada por su cuerpo mientras me mordía el labio inferior.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Mar Jul 05, 2011 10:49 pm

Lo que los dos queríamos en aquel momento no era, ni había sido en ningún momento, echar una partida el futbolín. Dejando aparte la diversión momentánea que aquel juego podía suponer, diversión que quedaba en segundo (o tercer, o incluso cuarto) plano porque ninguno de los dos jugábamos a tope, lo que nos había llevado a aquel juego y a la partida tan interesante que teníamos, además de lo que le daba interés, era lo que el resultado final traería consigo. Podía haber sido muy delicada a la hora de utilizar un juego y un eufemismo para sugerir lo que nuestras miradas casi gritaban que quería, pero a la hora de la verdad la delicadeza y yo no éramos demasiado amigas, y tampoco lo éramos cuando empezaba a hartarme de jugar a algo que no fuera arrancarle la ropa y ponerle contra la pared para hacerle de todo y nada bueno... o sí, porque los dos íbamos a disfrutarlo muchísimo. Y, además, la sensación de querer los dos algo más que solamente eso era mutua porque después de mi aliciente, en forma de quitarme los pantalones que al llegar sólo me había puesto para aparentar algo delante del supervisor (siempre y cuando ese supervisor no fuera Benjamin y pudiera considerarse alguien digno de mí y susceptible de ser desnudado), él enseguida dejó claras las ganas que tenía de que siguiéramos con lo que venía después del juego y se metió un gol en propia, dando el juego por perdido y con un tono sarcástico a más no poder a la hora de reconocerlo, casi como si no se hubiera notado ni nada que lo había hecho a propósito... Para acabar, además, de tentarme, empezó a bordear la mesa del futbolín hasta llegar más cerca de donde yo estaba y cuando estuvo más o menos a mi altura se quitó la camiseta, dejándola por ahí tirada y soltándome una indirecta bastante directa para que hiciera lo que los dos queríamos que hiciera, aunque antes iba a disfrutar de las vistas de su cuerpo porque, joder, aquella camiseta sin duda alguna sobraba en cualquier parte que implicara tapar algo de aquel cuerpo que tenía que ser, como poco, criminal tener y encima enseñar tanto. El chaval estaba bueno, muchísimo, y con aquella clase de alicientes y yo sin pantalones por la vida podía pensar en lo que me apeteciera, pero sabía que no tardaría en evadirme y pensar en las ganas que tenía de desnudarle y de que el resto de su ropa siguiera, con la mía, en el suelo de aquella sala de juegos en la que estábamos en aquel momento desnudándonos con la mirada.
– Tengo un par de muy buenas ideas para mejorarlas, sí... Y hasta tengo un par de ideas para que las vistas no sean sólo buenas para mí, para que veas que pienso en todo y, sobre todo, en nuestra comodidad porque el calor que empiezo a tener después de tanto ejercicio no puede ser bueno... – le dije, casi ronroneándolo y acercándome a él hasta que con mis manos estuve acariciando su pecho, recorriéndolo y disfrutando de lo bueno que estaba antes de arañarlo con poca fuerza en el camino de descenso a la cintura de sus pantalones, agarrándola antes de acercarme del todo a él y morder su labio inferior, juguetona, mientras desabrochaba el botón y le bajaba la cremallera para dejarlos caer junto a su camiseta y mis propios pantalones. Para sus boxers tenía una idea bastante mejor, pero en aquel momento en vez de llevarla a cabo lo único que hice fue acabar de pegarme a su cuerpo y moverme contra él, bajando con las manos por su pecho y por su espalda y ya de entrada provocando cierta fricción que resultaba excitante, como poco, ya que sin ella mi idea de bajarle los boxers con la boca no serviría de nada... ni eso ni lo que vendría después. Con arañazos casi constantes, pero apenas fuertes, que ni siquiera le dejaban marca, y el movimiento de mi cuerpo, fue sólo cuestión de tiempo que acabara por engancharme a su labio inferior y directamente le comiera la boca, en vez de limitarme a mordisquear sus labios, metiéndole la lengua hasta la tráquea y jugando con la suya mientras mis manos cada vez estaban más cerca de la cintura de sus boxers para dejarlo totalmente desnudo, que las vistas fueran inmejorables y que el auténtico juego empezara... por fin.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Miér Jul 06, 2011 10:21 am

Finalmente el juego del futbolín había acabado, y como bien había pensado, daba igual quien ganase ya que al final los dos acabaríamos ganando, al parecer no me había equivocado en sus intenciones, aunque la verdad, ¿Qué posibilidades habría en que no quisiera aquello? muy pocas para que nos íbamos a engañar. Realmente aquello era lo que necesitaba después de los últimos días y más teniendo en cuenta la noche anterior que había salido buscando algo de diversión y no la había encontrado, la verdad es que no me esperaba que el día pudiese mejorar de esta forma, realmente me merecía algo de diversión de la sana, no sabía si ella también pero estando lo buena que estaba claro que le iba a dar toda la que quisiera o más, de eso no tenía por qué preocuparse. Cuando me dijo aquello le mire con cara de intriga y no tardo mucho en mostrar a lo que se refería quitándome los pantalones y posterior mente restregándose contra mi cosa que hizo que me excitara poco a poco y que me soltara cada vez más haciéndola que la cogiese por la cintura de forma algo brusca pegándola contra mi cuerpo para después ir bajando las manos hasta ponerlas en su culo y apretarlo sin demasiada fuerza mientras le seguía el beso que acababa de empezar jugando con su lengua ansiosamente, finalmente la levante un poco utilizando las manos que tenía en el trasero y la apoye en el futbolín separándome un poco mordiéndole el labio inferior mientras lo hacía.
-Creo que te has saltado los términos del premio, creía que el premio tenía que ver con las vistas y no con nada más... creo que tendré entonces que igualar las cosas y cobrarme yo también un premio extra por sobrepasarte.- La verdad es que solo estaba buscando una escusa para hacer lo que me diera la gana aunque estaba claro que no la necesitaba, pero me gustaba jugar en estos casos. Mis manos empezaron a subir por su cintura levantándole la camiseta que llevaba mientras empezaba a morder su cuello y besarlo, primero mordiendo suave y luego algo mas fuerte pero sin llegarle a hacer daño. Finalmente acaba por quitarle la camiseta y por tirarla por ahí sin fijarme demasiado donde caía cosa que tampoco me importaba demasiado, aquella camiseta molestaba desde hacía rato y no me importaba no volverla a ver.
-Creo que así tendrás menos calor, además, creo que esa camiseta no hacía ninguna utilidad en estos momentos y para que nos vamos a engañar, las vistas acaban de mejorar notablemente.- Y tanto que habían mejorado, mire su cuerpo de arriba abajo volviendo finalmente a fijar mis ojos en los suyos, tenía un cuerpo increíble y sus ojos... dios, no pude contenerme y acabe por volver a ir a por su boja mientras me pegaba a ella comiéndosela con ansias mientras nuestras lenguas se movían jugando en nuestras bocas.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Jue Jul 07, 2011 1:52 am

Como siempre, pues nunca había habido ninguna duda al respecto desde el momento en el que había perdido la virginidad, antes incluso también, mi propio cuerpo y mis acciones eran suficientes para que cualquier tío se excitara sobremanera. Owen era, en aquel momento, la prueba viva de esa misma teoría, pues prácticamente no había necesitado nada aparte de moverme contra su cuerpo, liarme con él y jugar un poco con mis palabras y mis acciones para tenerle donde le tenía, que venía resumiéndose en cachondo y liándose conmigo en aquella sala de juegos que, a partir de ese momento, se convertiría en algo mucho más interesante que eso. ¿Para qué verla con un par de juegos, una mesa de futbolín y alguna que otra cosa más si la podías ver como un sitio donde poner a alguien fácilmente contra algo y disfrutar del cuerpo de ese alguien? La verdad es que con él cogiéndome del culo y apoyándome sobre el futbolín las cosas en las que podía pensar (y en las que quería pensar, también) se reducían bastante, hasta tal punto de hecho que lo único que mi mente podía procesar era la mejor manera de desnudarle cuanto antes y calentarle aún más que lo que estaba en aquel momento. Sus pullitas, por tanto, me importaban más bien poco al margen de su significado como indirecta para quitarme la camiseta, y al estar entretenida con él sobre mí mordiéndome el cuello con fuerza, aunque no la suficiente para hacerme una herida, de hecho prácticamente la pasé por alto. Lo único que importaba en aquel momento era que yo estaba ya sin camiseta; él, después de echarme una mirada de arriba abajo, estaba sobre mí comiéndome la boca, y mis propias manos estaban acariciando y arañando su pecho en dirección a la cintura de sus boxers, que enseguida sobrepasé.
Spoiler:
Mis manos fueron directas a acariciarle por encima de la tela, justo antes de decidirme a meterlas por debajo de la misma y empezar a masturbarlo a un ritmo extraordinariamente lento, mientras seguía enganchada a sus labios y seguía, también, mordiendo su lengua y jugueteando con la mía dentro de su boca. Sólo mi cuerpo moviéndose contra el suyo mostraba algo más de movimiento que mis manos en su entrepierna, pero era sólo para calentarle y a la vez exasperarle para que su miembro se pusiera cada vez más duro, cosa que conseguía de sobra en aquel momento. En cuanto me separé de sus labios mordí el inferior con una sonrisa torcida y le miré a los ojos, divertida, sin sacar las manos de donde las tenía.
– Tranquilo, voy a compensarte haberme saltado las normas... – murmuré, bajando de sus labios a su cuello y sacando las manos de sus boxers para empezar a acariciar y arañar su pecho, haciendo algo de fuerza para separarnos a los dos de la mesa de futbolín y poder tener más espacio para maniobrar, espacio que aproveché empezando a bajar por su pecho con los labios y las manos, mordiéndolo aquí y allí mientras lo arañaba con más y menos fuerza hasta que me detuve a la altura de la cintura de sus boxers. Una vez allí, y con experiencia sólo adquirida con la muchísima práctica que tenía al respecto, se los bajé con la boca, ayudándome de los dientes, y los dejé a la altura del suelo, junto al resto de nuestras ropas, antes de coger su miembro con las manos y empezar a masturbarlo a la vez que, con la lengua, lo delineaba lentamente y me detenía al llegar a la punta para dibujar letras y volver, una vez acababa, a delinearlo. Me lo estaba tomando con calma para que él se calentara aún más, y porque a fin de cuentas no tenía ninguna prisa y me apetecía tomarme mi tiempo para que todo aquello fuera mucho mejor, porque se podía... sobre todo en cuanto me dejara de lentitud y me lo metiera entero en la boca para darle una muy buena impresión de mi don de lenguas que, a aquellas alturas ya era legendario... Por una vez, mi fama iba de acuerdo con mis capacidades auténticas, pero eso era algo que sólo algunos podían descubrir...

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Vie Jul 08, 2011 11:19 am

Aquella experiencia en el salón de juegos estaba siendo mucho mejor que cualquier otra en aquella sala, ya no la volvería a ver de la misma manera, la verdad es que se llamaba salón de juegos pero hasta el momento la diversión que aportaba era demasiado pobre, ni si quiera había tocado el futbolín hasta aquel momento, lo que estaba claro es que a partir de aquel momento había cobrado sentido las palabras "sala de juegos" cosa que tendría que intentar que volviese a pasar algo como aquello. La idea de que alguien nos pilara y más que fuese uno de esos posibles pajeros de los supervisores era inquietante a la vez que excitante, aunque antes de que me debatiese por cuál de las dos lo era más mis pensamientos se vieron interrumpidos por las acciones de Charlotte.
Spoiler:
Cuando puso su mano en mi entrepierna no pude evitar que se me pusiere más dura y tiesa, ¿pero qué clase de hombre no se le levantaría después de aquello? yo creo que ni un gay se quedaría impulsivo ante aquello ya que parecía saber exactamente cómo conseguir que un hombre se excitase cosa que me estaba demostrando de la mejor forma posible: excitándome a mí. Me bajo los bóxers hasta el suelo con la boca con una magistral ejecución mientras yo me dejaba hacer sin dejar de mirarla, seguidamente empezó a masajearme el miembro y lamerlo de una manera calmada pero que hacía recorrer de placer mi cuerpo mientras a la vez conseguía que cada vez estuviese más caliente y con ganas de llegar hasta el final.
A mí me gustaba dar placer cuando me lo daban y ella me estaba dando mucho con su boca por lo que se merecía que yo también se lo diese, así que la separe de mi miembro un poco con mi mano y aunque en cierto modo quería que siguiera, pero también sabía que dándole placer yo también a ella las cosas después podían mejorar mucho así que baje hasta su altura para comerle la boca mientras que con mis manos la iba tumbando en el suelo poniéndome encima de ella mientras acariciaba su vientre poco a poco bajando una de mis manos hasta sus bragas.
-La ganadora has sido tu, así que debería recompensarte de una mejor manera después de esto.- Después de decir aquello le un beso suave para después bajar lentamente por su barbilla hasta su cuello mientras mi mano ya masajeando lentamente la entrepierna por encima de la tela. Seguí bajando sin apartar mi mano de su entrepierna, lamiendo por ahí por donde pasaba lentamente hasta llegar a sus pechos, con la mano que tenía libre le baje las tiras del sujetador bajándoselo un poco para poder ver sus pechos los cuales empecé a lamer haciendo círculos alrededor de uno de sus pezones y empezando a incrementar la velocidad de la mano que tenía en su entrepierna esperándola poner más caliente aun intentándole dar todo el placer que podía ya que nada me excitaba más que ver a una mujer disfrutar.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Vie Jul 08, 2011 11:02 pm

Spoiler:
Los hombres, como norma general, eran predecibles hasta la médula. Cada una de las acciones de su cuerpo no se diferenciaba de un hombre a otro, y una vez habías conocido al modelo de hombre estándar (a saber: el que se cree que está bueno y es el mejor en todo lo que se propone; el que tiene a toda mujer que desee a sus pies; el que sólo piensa en sí mismo... Lo típico, vamos) podías prever cómo reaccionarían los demás con un amplio grado de posibilidades de acertar. Owen, sin embargo y por lo que me había demostrado hasta aquel momento, era diferente. En el punto de vista de lo que se podía ver de él sólo cuando lo mirabas ya te dabas cuenta de que él podía permitirse creerse guapo, básicamente porque lo era, y él podía permitirse también creerse mejor que los demás, porque mejor que muchos a los que había conocido, sin duda, también era. Si ya, como estaba haciendo yo llegada a aquel punto, estabas disfrutando de la oportunidad de probarle y de darte cuenta de más cosas que las que una visión limitada podía darte, acababas por descubrir que Owen era tanto como prometía, o quizá incluso aún más. De él estaba claro, a aquellas alturas, que no era inmune a ninguna de mis caricias y que tenía motivos físicos suficientes para rebosar la confianza en sí mismo que desprendía, y no me refería sólo a su cuerpazo, a sus ojazos o a cualquier otra cosa sino, más bien, a lo que estaba masturbando en aquel momento.
Las sorpresas, sin embargo, no se terminaban ahí, por la sencilla razón de que parecía que me había leído la mente y quería quitarme de la cabeza la idea de que él era como muchos de los tíos a los que me había tirado: sólo capaces de pensar en ellos mismos y en su propio placer, ignorando el de quien les está dando ese placer. No es que me quejara; no era, de hecho, tan tiquis como para que me importara hacer una simple mamada, como lo estaba haciendo, porque la práctica era lo que tenía, pero de todas maneras fue una buena sorpresa el momento en el que me separó con la mano de su miembro y se agachó hasta comerme la boca con ganas, las mismas que le tenía yo a él. Punto a su favor: que a partir de ese momento, y cuando yo ya me esperaba cualquier cosa de él, me había convencido para hacer lo que quisiera conmigo, satisfacerme incluso por haber ganado el juego mientras me tumbaba y dirigía la mano hacia mis bragas, más bien culotte por eso de que se veían bastante cuando iba por la calle. Cuando él, además de empezar a acariciar mi entrepierna por encima de la tela, también se centró en acariciar mi cuello hasta bajar a mis pechos y lamer uno de mis pezones, ya no pude evitar sentir escalofríos de placer y que mi cuerpo fuera prácticamente acomodándose a su mano para que siguiera intensificando el ritmo, además de que me tenía que morder los labios con fuerza para acallarme los gemidos que se me escaparían. Tirármelo allí sí, pero que se enterara todo el mundo y se tocara mientras tanto no era plan...
Los escalofríos de placer se iban intensificando y la temperatura de mi cuerpo iba subiendo cada vez más, sumándose como respuesta a la excitación con mi mano arañando su pecho y su espalda con cada vez mayor fuerza y con la otra mano estirada hacia atrás para buscar entre los bolsillos de mi pantalón un condón. Podía ser una zorra; podía tener fama de lo que quisiera, pero no era tan estúpida como para no utilizarlos y siempre llevaba encima por si las moscas... o vamos, porque me conocía demasiado bien. En cuanto lo tuve en la mano, la llevé también a su pecho para que la acción de arañarle fuera con ambas y que en el camino descendente por su pecho se le quedara aún más claro que estaba consiguiendo lo que quería: calentarme; tanto lo hacía, incluso, que en cuanto llegué a la altura de su pecho que rozaba mi propia entrepierna no pude evitar, en un impulso, quitarme yo misma el culotte raro aquel para que su acción tuviera más efecto que si lo que nos separaba era una capa de tela. Una vez estuvo en el suelo aquella prenda volví a su pecho, con el condón en la mano, y sólo cuando llegué a su entrepierna en mi camino de arañazos abrí el envoltorio y, tras masturbarle con ambas manos un momento para devolverle la jugada, además de aguantarme aún los gemidos, se lo puse, pegándome más a su cuerpo y que prácticamente se tocara él mismo mientras me seguía acariciando de lo cerca que estábamos. Sólo era cuestión de un simple movimiento que hiciera lo que los dos estábamos deseando, en aquel momento, y mis arañazos en su espalda y su pecho revelaban mejor que cualquier palabra y junto al calor de mi cuerpo y mis movimientos esas mismas ganas.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Mar Jul 12, 2011 7:00 am

Spoiler:
Mientras yo seguía masturbandola pude observar como ella se mordía el labio intentando que sus gemidos no se oyesen por todo el centro, la verdad es que verla con aquella cara y notando su cuerpo más caliente (aunque realmente no podía asegurar que fuese su cuerpo ya que no sabía si era su cuerpo quien cada vez estaba más caliente o el mio) hacía que mi excitación aumentase empezando a querer penetrarla lo que hizo que empezara a restregar mi cuerpo contra el suyo sin dejar de hacer lo que hacía, al parecer ella me leyó la mente ya que después de rebuscar por sus pantalones vi como sacaba un condón y después se sacaba el culote haciendo que el masaje a su entrepierna fuese mas intenso deslizando uno de mis dedos por la raja estimulando el clítoris mientras sus arañazos en mi pecho solo conseguían que la excitación fuese aumentando cada vez más. La verdad es que Charlotte era muy diferente a la mayoría de chicas, la gran mayoría se les podía notar que querían tener algo y mas teniendo en cuenta el cuerpo que dios me había otorgado, pero siempre intentaban disimularlo y la mayoría de veces se hacían las interesantes o las duras frente aquella situación, pero ella no, sabía lo que quería y sabía que podía tenerlo cuando ella quisiera dado que ningún hombre heterosexual se podía resistir a tal monumento cosa que le daba esa confianza que tenía y mezclado con que parecía igual lo que pensara la gente había hecho que llegáramos a aquella situación que desde el primer momento lo había dado a entender que era a la que quería llegar y le daba igual que fuese en medio del salón de videojuegos del centro cosa que a mi tampoco me importaba, ya que yo tenía claro desde el primer momento que la había visto que la quería ver a sin ropa dándome igual donde fuese, y si conseguía verla desnuda acabaría pasando lo que es habitual cuando dos personas heterosexuales de diferente sexo se encontraban en aquella situación: que acababan exactamente donde nos encontrábamos.

Después me masturbo un momento mientras me ponía el condón, cosa que hizo que parase de lamerle los pecho y que fuese hasta su boca para besarla con ganas y morder su labio inferior. Estaba claro lo que quería ya que solo había una forma de decirlo más claro: Metemela. Los dos teníamos ganas de que aquello ocurriese y yo ya no podía contenerme más así que se la metí toda de una embestida sin poder resistirme mas mientras la besaba salvajemente intentando acallar sus gemidos que realmente no hacían otra cosa que excitarme más y más mientras una de mis manos se paseaban por su cadera arañandola suavemente y mis caderas iban embistiéndola mientras mi cuerpo sentía un placer increíble. La verdad es que pocas veces había estado tan excitado, pero el cumulo de cosas que tenía aquella situación lo hacía inevitable, entre que estábamos en mitad de la sala de juegos por donde en cualquier momento podía pasar cualquier persona y que Charlotte era una chica caliente que sabía exactamente lo que gustaba a los hombres, o al menos había acertado conmigo, hacía que en aquel momento tuviese una lujuria incontrolable.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Vie Jul 15, 2011 5:19 am

Spoiler:
Las ganas que le tenía a Owen no eran ni podían ser, en absoluto, normales. No era normal que estuviera tan deseosa de tirarme a un tío como lo estaba con él, ni tampoco era precisamente habitual que fuera yo la que le tentara tanto como lo estaba haciendo, permitiéndole tener el control de la situación cuando, normalmente, era al revés. La mayoría de mujeres que conocía eran personas que se dejaban dominar en la cama, o que eran tan sumisas como alguien carente de todo atisbo de personalidad, y aparte de lo aburridas que resultan para las de su mismo sexo, ese mismo aburrimiento se extendía al sexo contrario, amplificado incluso. Yo, por mi parte, era de las pocas excepciones que no sólo no permanecía pasiva en la cama y en todas las demás situaciones de la vida, sino que además siempre que podía tomaba el control para hacer que la situación se convirtiera en la mejor manera posible: la mía. Sólo en momentos en los que estaba con la mente más centrada en otras cosas perdía mi capacidad natural de liderazgo y de tomar el control, y uno de esos momentos era cuando, por ejemplo, estaba con algún tío que me excitaba tantísimo que el placer era lo único en lo que podía pensar. Teniendo en cuenta que en Londres, de los tíos a los que me había tirado (que, tirando a la alta, quizá era un cuarto de la población masculina total... o menos, pero en cualquier caso eran muchos), la mayoría eran pésimos en el sexo, los cambios como estar con un tío que me ponía y además sabía moverse era bastante de agradecer, sobre todo el hecho de no tener que fingir. Con muchos de los pavos a los que me había tirado, era necesario fingir un par de orgasmos antes de tener uno de verdad que, además, ni siquiera era de los buenos que te dan ganas de hacer un monumento al hombre en cuestión, sino más bien de esos que te dan ganas de preguntarte cuándo va a llegar el auténtico placer; con Owen, sin embargo, me tenía hasta que morder los labios para acallarme los gemidos ni de coña fingidos y que los que vigilaban el centro comunitario no vinieran ni a echarnos la bronca, ni a pretender erróneamente que podían unirse a nosotros ni a tocarse con el espectáculo, porque no era plan. La muestra más clara del placer, sin embargo y aparte de mis gemidos ahogados, eran los arañazos que poblaban ya en abundancia su pecho y su espalda, y en el momento en el que él me penetró de un solo golpe con su miembro entero la fuerza con la que le clavé las uñas aumentó bruscamente, de la misma manera que mi ritmo de arañarle se vio intensificado a medida que el ritmo iba creciendo, y es que él sabía moverse tan bien que con aquel ritmo cada vez más rápido, sus labios comiéndome la boca y mis propias uñas marcando su cuerpo y recordándole el mejor polvo que tendría en mucho tiempo nos excitaban a los dos, y al final terminamos por llegar al clímax, él apenas unos momentos antes que yo y sintiendo a la perfección nuestros cuerpos arqueándose para potenciar la sensación de placer que nos recorrió a ambos en aquel momento. Mordiéndole el labio inferior me separé e hice que saliera de mí, con una media sonrisa antes de quitarle el condón y hacer un nudo en él para, después, dejarlo por ahí y aprovechar que estaba recién follado (y muy bien follado, por cierto) para que, sin que opusiera demasiada resistencia, el que estuvo con la espalda apoyada en el suelo fuera él y quien estuviera encima, tomando el control fuera yo... por fin. Mis labios empezaron a bajar por su cuello, mordiéndoselo y llenándoselo de marcas que se iban casi inmediatamente después de hacérselas y que, además, poblaban también su pecho a medida que yo iba bajando por él, haciendo compañía con sus labios a mis uñas, que no se cansaban de arañarle. A la vez, mis movimientos contra su cuerpo, casi como una gata en celo, provocaban una fricción entre nosotros que resultaba simplemente increíble y excitante a más no poder, tanto que él también estaba ardiendo tanto como yo y no se daba cuenta de nada que no fuera sentir placer. En esas circunstancias volví a descender de nuevo a su miembro, a delinearlo con la lengua y a masturbarlo con las manos antes de metérmelo entero en la boca y empezar a mover la cabeza hacia arriba y hacia abajo, haciendo presión con los labios en la punta y en la base mientras el ritmo era, también, demencial, hasta que frené bruscamente hasta un ritmo que daba risa de lento que era, momento en el que estiré el brazo para coger otro condón y, tras abrirlo, ponérselo con la boca, volviendo a subir por su cuerpo a base de mordiscos, arañazos y algún que otro beso relativamente suave y consiguiendo, tras una fricción insoportable a aquellas alturas, que yo estuviera tan caliente que por mis propios medios hiciera que me penetrara, aún encima de él y, ya desde el principio, moviéndome contra su cuerpo a cada vez mayor velocidad, con él entrando y saliendo de mí sin parar.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Lun Jul 18, 2011 6:34 am

Spoiler:
A medida que iba intensificando el ritmo también lo hacían sus arañazos que ella me daba y la velocidad, las ansias y la salvajidad con la que besaba mordía sus labios mientras que mi lengua jugueteaba por su boca hasta finalmente llegar a clímax justo antes que ella pasando mi brazo por el arco que quedaba entre su espalda y el suelo para intensificar la intensidad de aquel orgasmo que había sido el mejor en mucho tiempo. Antes de que me separara la bese mordiéndola el labio al alejarme con picardía para después quedarme tumbado en el suelo. Mientras veía como ataba el condón no podía dejar de pensar en que aquello se tenía que volver a repetir y pronto, al parecer me había leído el pensamiento y se me puso encima mientras me besaba y se restregaba por mi consiguiendo volver a levantar mi miembro inmediatamente con sus caricias que no podían ser más excitantes. La verdad es que no me esperaba que aquello fuese a seguir y era una sorpresa que era absolutamente bienvenida y más después del polvo que acabábamos de tener. Normalmente las demás después del primero ya se calmaban y lo dejaban estar por el momento y algunas de ellas se quedaban con ganas de repetir otro día aquella experiencia y me daban su teléfono o me buscaban otro día por donde sabían que podía estar, otras simplemente se quedaban con las ganas y por ultimo aunque más reducido este grupo también estaban las locas obsesivas que me acosaban para volver a hacer algo o incluso viniendo con el cuento de que se habían enamorado, la verdad es que estaban locas, un polvo es un polvo y ya está, es diversión como ir al cine, ir a la playa o robar nada más, no sé cómo podían llamar amor cuando casi ni habíamos hablado, pero bueno en este mundo hay de todo. Además, eran pocas con las que valían la pena volver a repetir, los polvos podrían estar bien pero volver a hacerlo con alguien podría ser complicado y la mayoría de ellos no valían la pena tanto como para volver a tenerlo a hacerlo con la misma chica aunque aquella vez si que era diferente ya que si que valía la pena y la verdad es que mucho.
Esta vez era ella la que controlaba la situación completamente, la mamada que me estaba haciendo era increíble y si hubiese continuado así hubiese conseguido que me corriera de nuevo, pero antes de eso aflojo el ritmo haciendo que me impacientara, pero a la vez que me excitara más con aquella velocidad de risa hasta que finalmente me puso un condón y hizo lo que estaba deseando hacer que no era otra cosa que penetrarla nuevamente. Me reincorpore mientras mis manos se ponían en su cintura y mi boca empezaba a besar y morder por encima de su ombligo subiendo poco a poco mis manos por su cintura haciéndole pequeños arañazos y mientras mi boca se dirigía hacía sus pechos para empezar a morder su pezón y rodearlo con mi lengua mientras yo me movía lo que se me permitía debajo de ella para incrementar la velocidad de penetración para que los dos disfrutáramos más aun de aquel polvo tan increíble o más que el primero que habíamos tenido.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Lun Jul 18, 2011 7:58 am

Spoiler:
Yo no era la clase de chica que repetía con un mismo tío. Como toda norma tenía sus excepciones, y yo era precisamente alguien que en eso no lo era, también yo podía decir de vez en cuando que repetía con el mismo aunque no fuera lo que acostumbraba a hacer: si el tío me gustaba conseguía su teléfono para repetir el polvo otro día; si el pavo era muy bueno en la cama, quedaba cuando antes con él para volver a disfrutar de una buena noche (o día, o lo que se terciara...) y, de ahí, en adelante... y ese había sido el caso de mi extraña clase de amistad con derecho con Dan. Luego había, también, otros tíos con los que en el mismo momento de acabar un polvo quedaba tan caliente y con tantas ganas de más que, sin pensármelo demasiado, ya decidía que merecía la pena que volviera a ellos y a tirármelos una, dos, tres o cuatro veces más: las que hicieran falta para quitarme el mono y para ver si, efectivamente, el chico en cuestión que me había dejado con tantas ganas de más valía la pena o era simple enajenación momentánea, lo mío. Y, por suerte, mi olfato y mi instinto en hombres nunca fallaban. Quizá fuera cosa de la experiencia, que tenía hasta para dar clases de educación sexual o para repasarme el kamasutra de arriba abajo e incluso innovar con posturas nuevas que, sin duda, eran mucho mejores, pero en cualquier caso nunca había fallado a la hora de elegir a un tío al que tirarme, y Owen era la definición gráfica de lo bueno que era mi instinto en cualquier momento... y por eso me lo estaba tirando como lo hacía, además de por su evidente capacidad para calentarme sólo mirándome a los ojos con aquellos ojazos claros suyos. Igual era por eso por lo que me había calentado, porque siempre me habían molado demasiado los ojos claros para lo que me convenía y al final la mayoría de mis ligues, rollos o lo que fueran tenían los ojos claros, pero fuera lo que fuera lo que me había atraído de él y que me había llevado a tentarle para tener un polvo con él seguía presente en aquel momento con tanta fuerza que, al final, camino del segundo polvo íbamos ya. Suerte que siempre llevaba condones guardados en los bolsillos y, en general, en todas partes, porque si no mal iba... sobre todo conociéndome y sabiendo que era muy dada a que me entraran calentones como aquellos, que sólo se solucionaban a base de polvos con un casi total desconocido en el mismísimo centro comunitario, cuya sala de juegos nunca volvería a ver de la misma manera.
Con él dentro de mí y yo encima de su cuerpo, moviéndome y marcando el ritmo ya desde el principio a la vez que, con mis uñas, le arañaba el pecho y debía de calentarle lo suficiente como para que, por su parte, empezara a besar por encima de mi ombligo y terminara mordiendo uno de mis pezones mientras, además, se movía lo que podía contra mi cuerpo. Conmigo aumentando cada vez más el ritmo, mis arañazos en su cuerpo y él haciendo maravillas con su boca en mi pezón, fue también cuestión de tiempo que llegáramos al clímax, yo antes que él aquella vez y dejándole de nuevo tumbado y dentro de mí mientras me agachaba para comerle la boca y meterle la lengua hasta la tráquea: mi especialidad. Los besos castos y puros nunca habían sido lo mío, y eran aquellos como el que le estaba dando los que suponían mi mayor especialidad, así que aprovechando que estaba en mi salsa le dejé salir de mí y le quité, de nuevo, el condón, anudándolo y dejándolo con el otro sin dejar de moverme contra su cuerpo. Uno me había sabido a poco; dos empezaban a dejarme claro que Owen era bueno en lo que hacía; y tres sonaba muy bien, así que... ¿por qué no? Ni que tuviéramos nada mejor que hacer, así que en ese momento aproveché para levantarme de donde estaba, nuevo condón en mano, y sentarme en el borde del futbolín, con él mirándome desde el suelo y conmigo devolviéndole la mirada con lascivia y diversión. Que no se preocupara: iba a decirle exactamente, sin palabras, lo que iba a pasar, y me llevé el envoltorio del condón a la boca para mordisquearlo por la parte donde se abría, a la vez que abría las piernas para que pillara la indirecta y, por si acaso, empezaba a deslizar mi mano por mis muslos en dirección a mi entrepierna, que muy lentamente empecé a acariciar con la mirada clavada en él. Blanco y en botella, Owen... No me defraudes.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Lun Jul 18, 2011 11:04 am

Spoiler:
Como era de esperar y frente aquella frenética situación en la que ella no dejaba de moverse haciendo que fuese entrando y saliendo de su cuerpo mientras que la lamia el pezón escuchando sus gemidos que hacían querer que la penetración fuese aun más deprisa hasta que finalmente llego al clímax con un gemido de placer que no hizo otra cosa que hacer que acabase justo después de ella para después tumbarme en el suelo abrazándola con la cintura y pegándola a mí para comerle la boca mientras nuestras lenguas jugaban en nuestras bocas. Volvió a anudar el condón dejándolo por ahí para coger otro, con que quería una tercera ronda ¿eh? si seguía así iba a conseguir que me volviese loco frente toda aquella lujuria que nos invadía, ni si quiera a mi miembro le había dado tiempo de poder ponerse flácido después del segundo polvo por la excitación que sentía por la forma de actuar de Charlotte, parecía que por mucho que me corriese daba igual ya que tenía ganas de más cosa que tampoco es que fuese habitual, más bien era bastante poco normal, y no solo por mí, si no por la mayoría de hombres y el aguante que tenemos si es un polvo normal, en todo caso, ella tampoco es que fuese normal, estaba en la misma situación que yo en la cual quería llegar al orgasmo una y otra vez sin importar nada más que lo que ocurría en aquel momento que esperaba sinceramente que no fuese interrumpido por un supervisor o alguna otra persona dispuesta a jodernos la diversión. Me reincorpore para poder ver lo que hacía a continuación, se coloco en el futbolín incitándome mientras se acariciaba el muslo con el condón en la boca, inmediatamente me reincorpore y fui hacia ella poniéndome entre sus piernas quitándole la mano de su muslo para poner una de las mías en su entrepierna empezando a masturbarla poco a poco mientras que con mi boca le quitaba el condón y lo escupía encima de la mesa del futbolín dejándolo a mano para cogerlo en cualquier momento, la cosa era sacarle aquello de la boca momentáneamente antes de bajar por su pecho hasta la entrepierna para lamérsela y meterle la lengua antes de pasar el momento final.

Al parecer aquel día había sido mejor de lo que cabía esperar, o mas exactamente aquella tarde, después de un duro día de trabajo obligado a acabar más tarde la recompensa se me había aparecido en forma de tía tremenda con curvas impresionantes y que además era buena en lo que hacía, o al menos en lo que llevábamos haciendo un rato cosa que para mí era más que suficiente en aquellos momentos.
No puede reprimir mas las ganas que tenía de penetrarla así que cogí el condón de donde había caído y me lo puse rápidamente para después pillarla por los muslos para cogerla y empezarla a penetrar lentamente y después ponerla contra la pared algo de forma algo brusca empezando arañar sus muslos y morder su cuello acelerando poco a poco el ritmo.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Vie Jul 29, 2011 7:48 am

Spoiler:
Ni Owen ni yo éramos, en absoluto, personas normales. En mi caso, aparte de por todas las cosas que me hacían única y evidentemente mejor que cualquier otra mujer, tuviera la edad o la fama que tuviera, también estaba el hecho de que durante aquella maldita tormenta de hacía ya un tiempo, no recordaba exactamente cuánto, tenía un poder que hasta ese momento habría considerado más propio de los cómics que de la vida real y normal, que era en la que se suponía que se me encajaba a mí. En el caso de Owen porque no era la típica clase de tío que siempre me había esperado encontrar delante de mí y que, de hecho, siempre me había encontrado y siempre había manejado a mi antojo: él era diferente, era único y, más importante en aquella situación en la que nos encontrábamos, era tan insaciable sexualmente como yo. No muchas mujeres que conocía eran tan multiorgásmicas como podía serlo (y era) yo, y mucho menos esas mujeres tenían la misma costumbre de repetir en diferentes posturas con el mismo tío después del primer polvo si es que el sexo había valido la pena, porque si no apaga y vámonos. Precisamente por eso que nos unía, lo de no contentarnos fácilmente con un simple polvo, estábamos como estábamos: yo acariciando mi cuerpo y dejándole más que claro lo que iba a venir a continuación y él, sin tiempo apenas para que su erección se redujera, en el suelo, pronto levantándose de donde estaba para, tras quitarme el condón de la boca y lanzarlo y acomodarse entre mis piernas empezar a acariciar mi entrepierna él mismo, haciendo que, instintivamente, mi espalda se arqueara por sus dedos que, pese a no ser se guitarrista (manías y debilidades propias de una, qué se le va a hacer...), sabían moverse tan bien como si lo fueran. Sin darme, además, tiempo para que mi espalda dejara de arquearse cada vez más, su boca pronto empezó a bajar por mi pecho por un camino que muchos otros habían recorrido antes que él pero que, sin embargo, no muchos otros habían recorrido tan... así. No muchos otros habían conseguido erizar mi piel y hacerme desear el momento en el que su lengua llegó a mi entrepierna, provocando un nuevo gemido ahogado sólo por un oportuno mordisco en mis labios, y tampoco muchos otros habían conseguido, con apenas un par de lametones, hacerme desear que se dejara de tonterías de una vez, cogiera el condón y me la metiera hasta el fondo... porque los dos lo disfrutaríamos muchísimo. Casi pensado y hecho, él se separó de mi entrepierna con la boca y, tras ponerse el condón, enseguida me cogió de los muslos para penetrarme lentamente, consiguiendo así que casi por instinto me enganchara a su espalda con las uñas mientras él, tras haberme puesto contra la pared, empezaba a moverse y a aumentar el ritmo de sus embestidas, sus mordiscos en mi cuello y sus arañazos en mis muslos. Pese a todo, aquel ritmo me sabía a poco teniendo en cuenta las ganas que nos teníamos, obvias si se hacía caso de mis arañazos cada vez más fuertes en su espalda, a aquellas alturas probablemente en carne viva, y por eso mismo, mordiéndome los labios para no gemir en voz alta, empecé a moverme contra su cuerpo, provocando aún más fricción e instándole a que aumentara el ritmo con el que, valga la redundancia, aumentaba el ritmo. Al final, tanto por mis movimientos como por mis gemidos ahogados, además de por las ganas, lo hizo y empezó a entrar y salir de mí a una velocidad increíble, sencillamente brutal, que en poco tiempo consiguió que los dos llegáramos al clímax, yo antes que él pero, aún así, moviendo mi cuerpo contra el suyo y arañando su espalda para no perder ni un ápice del calor que sentía... que sentíamos, porque él no era menos.
Al final, terminé por buscar sus labios y comerle la boca, mordiendo su labio inferior antes de separarme de él, haciendo que saliera de mí y girándome para buscar mi ropa por el suelo y ponérmela, no porque no me apeteciera seguir, sino más bien porque ya era hora del cigarrito de después, mito donde los haya pero eficaz como él solo. Una vez vestida, me apoyé otra vez en el futbolín viéndole a él vestirse y saqué un paquete de tabaco de los shorts, del que le ofrecí un cigarro con una sonrisa divertida.
– Si todos los tíos del centro comunitario fueran como tú, créeme que me verías el pelo bastante más a menudo... – dije, mirándole a los ojos y examinando su cuerpo, cada vez más cubierto por la ropa... una pena.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Vie Jul 29, 2011 9:15 am

Spoiler:
Mientras yo arremetía contra ella golpeándola contra la pared cada vez con más fuerza, ella se movía para causar más fricción entre nosotros y aumentar así el calentón cosa que me hizo querer ir mas rápido hasta llegar a una velocidad increíble para no estar usando mis poderes. Las ansias que teníamos el uno del otro se podían observar con solo mirarnos y la forma que tenía de ser ella de querer más y más no era nada normal, aunque se tenía que admitir que la mía de querer una y otra vez hacerlo con ella sin ni si quiera un pequeño descansito tampoco lo eran. Hacía mucho tiempo que no tenía esa sensación, pero todo se debía a lo buena que era Charlotte en el sexo y eso sin contar lo buena que estaba para que negarlo, su mirada mientras mordía su labio intentando ahogar sus gemidos solo conseguían que quisiera aumentar el ritmo para aumentar cada vez más el placer que sentíamos los dos, como con ansias de llegar al orgasmo mientras inconscientemente le apretaba los muslos clavando inconscientemente mis uñas en ellos. Finalmente llegamos al orgasmo y me quede apoyado en Charlotte unos instantes mientras aun la tenia sujeta por los muslos y ella apoyada en la pared.
Después de aquello se separo de mi no sin antes comerme la boca y se fue a vestir. Antes de empezar a vestirme yo me quede mirándola unos instantes observando cómo se vestía hasta que finalmente fui a buscar mi ropa para ponérmela. Cuando acabe de ponerme los calzoncillos y los pantalones la mire con la camiseta en la mano ya que se había dirigido a mi para ofrecerme un cigarro, la verdad es que nunca había fumado, nunca había creído que fuese algo necesario y además teniendo en cuenta que tenía que estar en forma sabía que no debía hacerlo así que le hice un gesto de negación con la mano para que supiese que no quería.
-Si todos fueran como yo estarías acostumbrada y acabarías cansándote, así que mejor que sea único.- Le guiñe un ojo mientras me acercaba a ella aun con la camiseta en la mano.
-También cabe añadir que si hubiese sabido que había alguien como tú por aquí me hubiese dejado coger mucho antes para venir aquí y..... bueno jugar un par de partidas al futbolín ya que ha sido bastante divertido, lo que puede dar de si una partida de futbolín.- Me mordí el labio quedándome a poca distancia de ella y me empecé a poner la camiseta.

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Sáb Jul 30, 2011 3:31 am

Hacía tiempo que no me acostaba con ningún tío que aguantara lo que había aguantado Owen y lo que, estaba segura, podría aguantar después de tres polvos. Parecía ser la típica clase de persona, o quizá no tan típica, que tenía un aguante en el sexo similar al mío y cuyo ego, además, no era injustificado porque podía permitirse creerse mejor ya que lo era, y eso era un hecho. Owen era mucho mejor que muchos tíos con los que había estado y que se creían, sin serlo, lo mejor del Opencor, y de esos sabía bastante porque, por desgracia, eran los que más abundaban: razón por la cual apreciaba la existencia de tíos como con el que acababa de estar, cada vez más en proceso de extinción. No sólo era bueno, además, en el sexo, sino que también parecía serlo con las palabras al decir que si hubiera alguno más como él terminaría por cansarme, frase a la que asentí, confirmando la total veracidad de sus palabras ya que, a fin de cuentas, podían estar llenas de ego, y de hecho lo estaban, pero sólo porque él podía permitírselo con sus actos y demás demostraciones. Quién sabía, quizá incluso podía terminar cayéndome bien al margen de caerme bien en la cama porque conectábamos y porque éramos buena pareja sexual, y con sus palabras siguientes, diciendo que por alguien como yo se hubiera dejado atrapar antes, volvió a hacerme sonreír mientras seguía viendo cómo se vestía, tapando aquel increíble cuerpo que, en aquel momento, estaba marcado por mí, sobre todo a la altura de su espalda.
– No hay más tías como yo aparte de mí, así que no te hubiera servido de nada haberte dejado coger antes porque, quizá, no habría estado por aquí... Llevo un par de meses haciendo este paripé, nada más, y sólo porque me obligan... Aunque a decir verdad, partidas de futbolín como estas podría echarlas más a menudo... – le dije, mordiéndome el labio inferior y rozando accidentalmente (claro...) su pecho con las uñas, antes de que lo cubriera con la camiseta, en dirección al paquete de tabaco para sacar un cigarro y encenderlo con el mechero ya que, por desgracia, no controlaba el fuego y no podía utilizarlo para darle una calada al pequeño depósito de sustancias cancerígenas... o lo que fuera. Al final se me iba a terminar pegando más de mi hermano que lo que me gustaría, si empezaba a pensar cosas como esas.
Giré la cabeza en dirección a la ventana de aquella sala, que dejaba ver la luz solar medio cubierta por nubes, como solía ser normal en Londres, y esbocé una media sonrisa antes de mirarle, divertida.
– Me apetece respirar algo de aire fresco, ¿te vienes? – pregunté, acercándome a él y mordiéndole el labio inferior antes de ponerme a caminar, cigarro en mano, en dirección a la azotea, donde me dejé caer en una hamaca y encendí el cigarro que con la primera calada ya me supo a gloria. Bendito cigarro de después del sexo...
En un momento dado entre un par de caladas, aún sin saber si Owen estaba por allí, empezó a sonar mi móvil indicándome que tenía un mensaje, que leí y con el que puse los ojos en blanco porque era de mi madre diciéndome que me tocaba pasar la noche con la familia... Asco. En aquel momento yo estaba casi maldiciendo al mundo, con el cigarro en la boca y el móvil en la mano, y Owen hizo acto de presencia, o al menos yo me di cuenta de que estaba allí, así que aproveché para soltar un suspiro falsamente dramático pero realista porque otra cosa no, pero a mi familia la odiaba.
- ¿Algún consejo para librarme de una familia insoportable, oh gran mente brillante? – dije, lanzando la pregunta al aire y mirándolo de reojo con la cabeza apoyada en la hamaca aquella y el sol calentando débilmente mi cuerpo.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Owen Barlow el Dom Jul 31, 2011 10:30 am

Note como me arañaba levemente el pecho mientras me acababa de ponerme la camiseta lo que me hizo sonreír para luego mirarla, frente a su proposición de ir a tomar algo de aire fresco asentí con la cabeza en vano ya que ella se dio la vuelta sin ver mi gesto y empezó a ir hacía la azotea. Yo la seguí sin decir nada concentrado en las vistas que me proporcionaba mientras caminaba y luego mientras subía las escaleras hacia la azotea ya que las vistas de su culito desde detrás estaban bastante bien como para mantenerme ocupado mientras caminábamos, la verdad es que aquello no era normal, después de tres polvos increíbles que siguiera mirando su culo como si no lo hubiese tenido en mis manos pocos minutos antes no era para nada normal, pero bueno, en realidad poco importaba.

Al llegar se sentó en una hamaca de la azotea, cuando fui a dirigirle la palabra le sonó el teléfono, al parecer el mensaje que había recibido era de que tenía que hacer algo con su familia o algo así ya que me pedía consejo de como podía deshacerse de ella.
-Se me ocurren muchas formas de hacerlo, y si es eso lo que quieres...- Me acerque a ella arrebatándole el móvil de las manos y leyendo el mensaje que acababa de recibir, al parece era un mensaje de su madre, según ponía en lo de la persona que lo había enviado, en el ponía que tenía que pasar la noche con su familia, la verdad es que no sabía si realmente me había pedido enserio que le diese una idea para deshacerse de su familia pero no sabía con quien estaba hablando y me había tentado a hacer algo, además, estando trabajando en el centro comunitario no tenía demasiadas oportunidades ni tiempo libre como para poder poner en práctica "mis dotes de timador" y aquella, quizás, era una buena ocasión para ponerlas en práctica y mas porque a lo mejor gracias a ello ganaba algún tipo de agradecimiento por parte de Charlotte. Llame al número que había enviado aquel mensaje y le hice un gesto de que se mantuviese callada poniendo mi dedo índice sobre mis labios.
-¿Hola? Si mire, soy Zack Shepard, supervisor del centro donde ayuda su hija con numero de identificación seis cuatro dos siete tres, le llamo porque tenemos una urgencia, al parecer una de las voluntarias de noche no va a poder venir ya que al parecer se encuentra enferma y nos vendría muy bien la ayuda de Charlotte para suplantarla, de verdad que la necesitamos ya que es un baile de la residencia de ancianos y la necesitamos para preparar y desmontar todo una vez acabe.- Me calle para escuchar la contestación.
-Muchas gracias en serio, no sabes del apuro que me sacas, en cuanto a la hora que acaba esto no lo sé, estos ancianos a veces aguantan más de lo que te puedas esperar, buenas tardes, que tenga un buen día y gracias por todo.- Al acabar colgué y le devolví el móvil a Charlotte con una sonrisa en mi boca.
-Al parecer no vas a tener que ir por que estarás muy ocupada ayudándome...- Me encogí de hombros como si fuese algo preocupante y luego me eche a reír.
-En todo caso, ¿qué tienes pensado hacer ahora que eres libre?-

_________________







PREMIOS:



On my way:



Owen Barlow

Mensajes : 431
Fecha de inscripción : 13/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Charlotte Thomas el Lun Ago 01, 2011 12:42 am

Mi relación con mi familia nunca había sido buena. Mis padres eran de todo menos lo que unos buenos padres tendrían que ser, y por eso siempre trataba de pasar de ellos y de vivir mi vida al margen en la medida de lo posible; mi hermano, por otra parte, era un fanático que, encima, era militar y que por eso mismo era la persona más peligrosa que conocía y con la que siempre intentaba, al menos de una manera perfectamente fingida, llevarme bien. Con semejantes ejemplos a seguir en mi ambiente más cercano y con los que había crecido, haber acabado tan normal como había terminado, o al menos tan cuerda y no tan demente como unos empresarios hambrientos de poder y un hermano católico fanático que pensaba que nadie excepto él merecía vivir, incluso agradecía haber salido como había salido, y sobre todo evitaba tener cualquier contacto con ellos, si bien resultaba imposible por un estúpido y anticuado valor de familia que tenían metido en lo más profundo de sus cabezas. Mi hermano seguía en Irak, por suerte para mí y mi cordura, pero mis padres seguían estando en Londres de vez en cuando por asuntos de trabajo y me veía obligada a ir con ellos para que me pasaran lista y vieran que, pese a todo, cumplía con mi parte del trato de ir a hacer de voluntaria en los servicios a la comunidad... y aquella noche, en principio, era de esas noches en las que me pasaría el tiempo aburrida y siendo examinada por ellos.
La razón de haberle pedido a Owen que me ayudara había sido tanto porque él estaba allí y podría hacerlo como porque, a raíz de lo que me había contado antes, él era buen mentiroso y su excusa quizá podría colar más que la mía no porque yo no mintiera bien (más bien porque yo era una experta mentirosa, cosas de la práctica), sino más bien porque a él no lo conocían y por eso cualquier cosa que les dijera, sobre todo por teléfono, sería mucho más creíble. Lo que, pese a todo, no me esperaba, fue que se hiciera pasar tan bien por uno de los vigilantes del centro comunitario y que mi madre, incrédula siempre a más no poder, se lo creyera por una vez, librándome del problema de tener que ir a un sitio al que no me apetecía y regalándome, además, la oportunidad de disponer de toda la noche libre para agradecerle el favor, como probablemente se imaginaría que conseguiría de hacerlo y como iba a suceder ya que, a fin de cuentas, yo era una chica muy agradecida... sobre todo con chicos como él, a los que además de haber probado ya me habían gustado en ese aspecto.
– No tenía, de hecho, ningún plan hecho de antemano... Pero la perspectiva de estar toda la noche ayudándote, aunque no sea exactamente como el señor Shepard le ha dicho a mi madre, me parece extremadamente adecuada y apetecible... Ya sabes, por haberme hecho el favor, te mereces que te lo agradezca en profundidad porque me has sacado de una buena, aunque estoy segura de que serías igual de capaz de meterme una igual de buena... ¿qué diga? En una igual de buena, claro... – contesté, entornando los ojos y mirándole con descaro, sonriente y guardando el móvil en el bolsillo de los shorts antes de coger el eyeliner que también llevaba en ese bolsillo, bastante lleno por lo demás, y levantarme de la hamaca para encararlo y quedar frente a él un momento, momento en el que apoyé la mano en la cadera antes de morderme el labio inferior y acercarme a él para morder el suyo, antes de delinearlo con la lengua y comerle la boca con ganas, jugueteando con su lengua antes de separarme y, entonces, acariciando su pecho con los dedos por la zona de su cintura antes de agacharme, de golpe y de nuevo de rodillas delante de él, y levantársela. Besé sus abdominales con un beso casto y puro antes de, con el eyeliner, apuntarle mi teléfono algo más abajo, llegando incluso a bajar la cintura de sus boxers y, al acabar, levantándome de nuevo, el eyeliner en la mano.
– Ahí tienes, para asegurarme de que puedes contactar conmigo. – añadí, con una media sonrisa por la situación en general y por él en particular.

OFF: Aún me tienes riéndome por lo de Zack Shepard, so desgraciado xDDDDDDDD

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Turn Out The Lights (Owen) [+18]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:47 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.