To The Stage (Erik) (+18)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Vie Ago 10, 2012 5:57 am

Las cosas no habían cambiado demasiado durante este tiempo que no nos veíamos, aquello era algo bueno puesto que anteriormente nos habíamos divertido mucho juntos, ademas, ahora que me podía controlar era algo bueno para Charlotte, y bueno, para mi, dado que así podría disfrutar de Charlotte más tiempo.

Spoiler:
Finalmente se deshizo de mis pantalones para después devorar mi cuello y mi cuerpo en general como solo ella sabía hacerlo, de una forma que me excitaba mucho más que de normal, en parte por que era ella en parte por que por si fuera poco lo hacía perfectamente. Cuando empezó a mordisquear mi miembro por encima de la ropa mis ansias por estar dentro de ella aumentaron, estaba jugando un poco conmigo antes del plato principal aunque no tardo en conseguir que me estremeciera al quitarme los boxers y ver como se relamía al verme allí tumbado, mostrando que tenía tantas ganas de aquello como yo. Cuando siguió no pude evitar gemir, intentando ser paciente pero la paciencia tenía un precio, al hacerlo pude notar que era lo que ella buscaba, verme disfrutar pero a mi también me gustaba verla disfrutar a ella, escucharla decir que quería más de lo que yo le daba era algo que me ponía demasiado aunque conseguía mantenerme paciente mientras usaba su don de lenguas haciéndome gemir llevándome cada vez mas cerca del orgasmo.
-Charrlote no puedo más.- Solté sin más con la voz entrecortada llegando finalmente al clímax como no había llegado en mucho tiempo por una simple mamada, si se le podía llamar simple a aquello.

En aquel momento la cogí por las caderas para levantar de donde estaba para tumbarla encima mio empezando a besar su cuello, seguidamente la tumbe en la cama y me puse encima de ella, bajando la mano por su cuerpo hasta llegar a su topa interior bajándosela y empezando a masturbarla moviendo la mano suavemente hasta acabar por meterle el dedo indice dentro aumentando el ritmo poco a poco. Fui a su oreja y empece a lamerla y mordisquearla antes de susurrarle al oído.
-Ahora me toca a mi oírte gemir preciosa.- Después de aquellas palabras aumente el ritmo bajando por su cuello hasta llegar a sus pechos mordiendo uno de sus pezones y lamiendolo haciendo círculos con la lengua alrededor de él ansiando oír sus gemidos mientras aumentaba el ritmo de la mano usando el dedo gordo para estimular si clítoris tentado a dejar de usar mi mano para usar otra cosa, que a pesar de haber tenido una gran diversión ya volvía a estar duro como una roca, era algo normal y inevitable al tocar un cuerpo como el que tenía Charlotte, un cuerpo que todo hombre desea y que además, aunque no todos lo sepan, aunque mucho ya lo hayan probado, era un cuerpo que se usaba .

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Lun Ago 13, 2012 10:57 pm

Spoiler:
Había olvidado lo bien que sabía moverse, lo mucho que me ponía y los buenos ratos que siempre terminábamos compartiendo en la cama... siempre y cuando, claro, no le diera por ponerse bestia y utilizarme como un muñeco antiestrés tamaño humano al que podía cortar como le apeteciera. Por el momento parecía habérsele olvidado aquella costumbre suya, una mala manía que me había hecho alejarme de uno de los mejores compañeros de cama que había tenido nunca, una manía cuya ausencia era lo que me había traído de vuelta con él, concretamente a lo que estábamos haciendo... o a lo que yo le estaba haciendo a él, dado que seguía utilizando mi boca, mi lengua, mis labios y mis manos para hacerlo llegar al paraíso con una simple comida de todo. Si no fuera por mi práctica aquello habría podido servir únicamente como un simple preliminar, pero no era el caso, dado que por ser tan buena como lo era (y, también, por ser tan testaruda que una vez se me metía una idea en la cabeza no había dios capaz de sacármela...) no iba a parar hasta conseguir que tuviera un orgasmo, algo que a juzgar por su excitación no iba a tardar demasiado... y así fue, finalmente él terminó y sin darme tiempo a prácticamente nada me subió de nuevo por su cuerpo para quedar tumbada, primero sobre él y después bajo él. En aquella posición aprovechó que me tenía más o menos dominada, o al menos todo lo dominada que aceptaría estar por alguien como él, para quitarme la ropa y empezar a acariciarme, primero el cuello; después, mi entrepierna; por último, mis pechos.
A aquellas alturas, si en algún momento me hubiera propuesto no darle el gusto de escucharme gemir podía dar mi propósito como aniquilado, porque aunque me estaba mordiendo los labios se me escapaban de ellos los jadeos y gemidos de placer. Además, mi propio cuerpo moviéndose inconscientemente contra él, contra sus manos y sus labios, también revelaba lo mucho que necesitaba que siguiera, que aumentara el ritmo, ¡que no parara! Que hiciera lo que le viniera en gana, si quería, pero que no se le ocurriera detenerse porque en ese momento yo era capaz de matarlo, aunque por lo que me dijo de que era mi turno de gemir no eran esos sus planes, sino que más bien lo eran eso de darme más placer que en mucho tiempo... ¡y yo encantada! Si no, no puede explicarse que abriera más las piernas para que él tuviera más fácil lo de masturbarme; tampoco que subiera las manos por su espalda y lo arañara con fuerza, y mucho menos que fuera yo quien buscara su oído para comerle la oreja, literalmente y no tanto.
– No, tus manos no... Tú... Dentro de mí... Ya... ¡Erik! – le dije, entre gemidos, y sin que tuviera tiempo de hacerme caso y poder penetrarme hice fuerza para quedar encima de él, de nuevo, y dominar la situación. En apenas un segundo llevé las manos a su miembro, y después de masturbarlo lo dirigí hacia mi entrada para que bastara un movimiento de cadera únicamente para que estuviera dentro de mí... Por fin, y cuando finalmente lo sentí en mi interior gemí más fuerte, comencé a moverme sensualmente contra él y le clavé, de nuevo, las uñas en la espalda, porque pese a que no fuera a quedarle ninguna marca (algo que me enervaba, dado que a mí me gustaba marcar a quienes se acostaban conmigo como ellos lo hacían conmigo y lo contrario era egoísta a más no poder) lo necesitaba ya que, junto a mis gemidos, eran una manera de dejarle aún más claro que con los movimientos de mi cuerpo que me ponía, que aquello me estaba encantando y que quería más... más que sólo podía darme él.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Dom Ago 19, 2012 8:47 am

Spoiler:
Cuando escuche sus gemidos no pude evitar recordar los viejos tiempos donde aquello era algo habitual, aquellos gemidos hacían que me excitara lo máximo posible y mi entrepierna ya volvía a estar dura a pesar de haber llegado al éxtasis hacía apenas pocos instantes, pero así era Charlotte, aquella era una de las razones por las que estaba a salvo de mi, o al menos en parte, y por algunos momentos, sobretodo como el de aquel tipo que estábamos practicando, hacían que sintiese algo especial por ella, como lo que podía sentir por mi hermano, a pesar de que me daba igual lo que le pasara a la gente era una de las pocas personas que me molestaría que muriera.

Acelere el ritmo de mi mano buscando sus labios con los míos para poderle comer la boca y jugar con su lengua no sin propinarle algún que otro mordisco mientras notaba sus uñas clavadas en la espalda cosa que no hacía sino que excitarme y desear meterme dentro de ella y más aun cuando acto seguido vino a mi oreja a pedírmelo, yo fui a acelerar el ritmo buscando que llegara al éxtasis pero antes de darme cuenta hizo lo que llevaba deseando desde quizás el momento en que la había visto en la discoteca, se abalanzo sobre mí para que la penetrase. Mis manos fueron a su cintura haciendo fuerza para levantarla levemente y después dejarla caer para penetrarla lo más hondo posible, lo hacía a una velocidad lenta, sin dejarla llevar el ritmo del todo a ella, sabía que le gustaba dominar la situación por lo que no podía evitar jugar un poco antes de dejarla seguir a su ritmo mientras mis uñas se clavaban en su cadera deslizándose hacia su espalda para abrazarla y acercarla a mí para poder besarla con ansias.
Para que aquello fuese perfecto necesitaba una cosa más, me acerque a su oído para susurrarle con la vez entrecortada y con un gemido.
-No te asustes.- Le mordí la oreja y me separe ligeramente para sin dejar de mantenerla cogida por la espalda, empecé a besar su clavícula bajando un poco, con mis poderes le hice un pequeño corte, lo suficiente para que un pequeño hilo de sangre brotase de su cuerpo para poder lamerlo, lo saboree ligeramente y busque sus labios para compartir aquel sabor que tanto me gustaba con ella mientras mis uñas arañaban su espalda con fuerza y mi cadera aumentaba el ritmo.
No había nada mejor que sexo con algo desangre de por medio, y menos si el sexo incluía a Charlotte en él, puesto que lo mejoraba en la mayoría de las ocasiones.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Lun Ago 20, 2012 10:04 am

Spoiler:
Tenía mis serias dudas sobre Erik, o más concretamente sobre si me iba a dejar estar arriba mucho rato, y pese a lo que cualquiera pudiera pensar sobre si eran pura paranoia o no, eran totalmente justificadas: él disfrutaba controlando, incluso hiriendo a la persona con la que se acostaba, así que un cierto trasfondo de duda en mis movimientos, aparentemente seguros además de sensuales, era inevitable. Sin embargo, lo excitante de la situación no dejaba espacio para nada que no fuera centrarme en él, en lo mucho que me ponía, en lo mucho que me hacía sentir (físicamente hablando, claro) y en aumentar el ritmo más y más, algo que los dos agradecíamos a juzgar por el calor insano que desprendíamos. Él, no obstante, quería más, lo sabía porque lo conocía y, también, porque lo veía en su mirada, por lo que cuando me susurró que no me asustara ya me imaginaba lo que venía... pero me lo imaginaba diferente a como vino. Fue placentero, sorprendentemente poco doloroso teniendo en cuenta que me había hecho un corte, y extremadamente sabroso al besarme, aunque quizá en eso influyó que su sabor camuflaba bastante la sangre y podía centrarme en besarlo mientras el morbo me hacía ir más y más rápido, cada vez excitada hasta límites mayores hasta que, al final, llegué al clímax de nuevo, poco antes que él.
No me dio casi tiempo a reaccionar, porque antes de que me diera cuenta él ya estaba encima de mí, besándome y acariciándome, y obligándome con ello a hacer lo propio, aunque mis caricias tenían poco de eso y mucho de arañazos, cada vez más fuertes por el hecho de que al curarse me picaba yo sola y quería que le duraran como sus marcas me iban a durar a mí, al menos hasta que me las curara. Por eso, de sus labios me iba a su cuello, de este a sus hombros, y de sus hombros a su boca para volver a iniciar el proceso, y sólo me desviaba de cuando en cuando para alcanzar su oído y comerle la oreja, literalmente a base de mordiscos y caricias y no tanto al gemirle y jadearle, ansiosa por sentirlo de nuevo dentro de mí... y por suerte aquello era mutuo, o eso o me había leído la mente, algo que ni me extrañaría después de todo; en cualquier caso, tardó poco en volver a penetrarme con fuerza, de una estocada que me hizo arañarle la espalda entera y que me hizo, incluso, tener que recuperar un segundo el aliento antes de empezar a moverme contra él para instarlo a que aumentara el ritmo, porque no iba a aguantar que fuera lento cuando yo quería exactamente lo contrario... y él también. Así, cuando empezó a subir aquella marcha de estocadas, no pude evitar llevar una de mis manos a mi clítoris para aumentar mi placer y dejar que él siguiera dominando sin que yo, salvo por el hecho de moverme contra él, algo irracional totalmente, tuviera nada que ver.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Miér Sep 12, 2012 10:47 am

Spoiler:
Note como Charlotte iba aumentando el ritmo mientras yo se lo seguía como podía puesto que estando debajo de ella me costaba más, sabía que le ponía tenerme controlado al menos mínimamente, así que la deje hacer encima mio mientras llenaba su cuerpo de arañazos y caricias y mi boca la besaba con ganas hasta que note como no me quedaba nada para llegar al éxtasis notando como llegaba ella así que con un rápido movimiento me puse encima de ella acelerando el ritmo y acabando por llegar al orgasmo casi al instante. Pero aun no estaba satisfecho, después de tanto tiempo quería disfrutar más de ella por lo que no iba a parar todavía. Salí de dentro de ella puesto que la rigidez de mi miembro había disminuido ligeramente mientras se iba recuperando pero empece a besarla y acariciarla suavemente, acariciando con mis labios su cuerpo mientras ella iba a mi oreja a mordermela gimiendo y jadeando en ella cosa que hacía que tuviese más ganas de ella y que mi miembro se volviese a poner totalmente recto de nuevo empezandolo a restregar por su entrepierna durante unos instantes justo antes de volverla a penetrar con fuerza mientras ella me hacía ir más rápido. Baje mis manos hasta sus muslos agarrándolos para aumentar la velocidad de mis envestidas excitandome cada vez más con sus gemidos y arañazos los cuales el dolor permanecía durante un instante antes de desaparecer junto a la marca cosa que parecía picar a Charlotte a hacerlo más fuerte.

Cuando note su mano en su clítoris fui a su oído para susurrarle.
-Aquí el que te da placer soy yo.- La gire poniéndola a cuatro patas en la cama y penetrándola de nuevo desde detrás poniendo una mano en un lateral de su cadera mientras la otra se iba a acariciar su clítoris siempre manteniendo un ritmo alto en las embestidas de mi cadera contra la suya llegando hasta lo mas profundo en cada una de ellas. Le pellizque el clítoris a la vez que le hacía un pequeño corte en la espalda lamiendo la sangre que emanaba de él, saboreando la sangre a la vez que mi otra mano iba a sus pezones para jugar con ellos y mi cadera la embestida sin parar buscando dando darle el máximo placer a la vez que lo recibía puesto que los movimientos de Charlotte eran perfectos y no tardarían en hacerme llegar de nuevo al orgasmo.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Lun Sep 17, 2012 12:44 am

Spoiler:
Cuando estaba con Erik sabía a lo que me atenía, que siempre solía ser cortes y dejar que, de cuando en cuando, se saliera con la suya. Era todo cuestión de saber cómo manejarlo, y yo era una experta en eso a base de la mucha práctica que había tenido cuando él y yo habíamos estado más o menos liados de una manera que casi podía considerarse seria, así que no me lo tomaba demasiado mal pese a que me gustara ser yo quien le diera placer a él, para que no me olvidara... Como si pudiera hacerlo, vamos. En cualquier caso, no me quejé cuando él me puso a cuatro patas, me acarició el clítoris, empezó a penetrarme rápida y brutalmente o incluso me cortó, porque sabía que merecía la pena, ¡vaya si lo hacía! Las oleadas de placer que sentía circular por mi cuerpo así lo revelaban, la necesidad de agarrarme a las sábanas de su cama para tener alguna manera de expresar mi placer todavía mejor que con los gemidos que no podía –ni tampoco quería– acallar así lo evidenciaba, y el hecho de que me moviera contra él todo lo que podía era una más de las muchas maneras que tenía de demostrarle que quería más, mucho más... Y daba gracias al dios en el que no creía por que me lo estuviera dando, porque nuestros conceptos de placer a veces diferían dado que en mi caso no incluía cortar cuerpos ajenos y era capaz de dejarme con las ganas para satisfacerse él y no, eso no se hacía, o de lo contrario me pondría muy rastrera... y era capaz de hacerlo hasta un punto que él sospechaba. Sin embargo, no había necesidad alguna de hacerlo; él seguía penetrándome rápidamente, yo seguía gimiendo, y los dos sentíamos un placer tal que pronto llegamos al orgasmo, él antes que yo, que lo acompañé con un brutal gemido en el que se entendió su nombre, nada más. Dejé de moverme contra él, hice que saliera de mí y, agotada como siempre terminaba después del sexo con él, me senté en la cama a recuperar el aliento unos segundos.
Me tapé con las sábanas para no perder un ápice del calor que estaba sintiendo y me estiré en dirección a mi bolso para coger un cigarro, el bendito cigarro de después del sexo que sabía a gloria y que había sido estereotipado en las películas hasta la saciedad. Lo encendí y di una calada con los ojos cerrados, al tiempo que mi mano libre se dirigía a mi espalda para acariciar el corte que me había hecho y del que aún manaba algo de sangre porque él no se cortaba, y suficiente con que estaba viva como para encima pedirle milagros, que Erik Stark y yo nos conocíamos y particularmente lo veía capaz de absolutamente cualquier cosa. Me llevé la mano ensangrentada a los labios y la lamí, mirándolo con expresión divertida que culminó en una media sonrisa sangrienta por acción de mi propia herida.
– Wow, simplemente wow... Necesito un respiro. – le dije, mordiéndome el labio inferior y devorándolo con la mirada, pues pese a que él no mostrara ni una sola de las marcas que yo sin duda exhibía como si fueran heridas de guerra seguía estando increíblemente bueno, y dado que mirar era gratis y muy satisfactorio lo haría, ¡vaya que si lo haría!

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Sáb Oct 13, 2012 10:33 am

Spoiler:
Me encantaba volver a sentir el cuerpo de Charlotte en mis uñas a la vez que sus gemidos entraban en mi oído excitandome como pocas lo habían conseguido a lo largo de mi vida, de ahí que ella fuese la única con la que había tenido algo, por muy pequeño que hubiese sido ese algo. Las caderas de Charlotte chocaban con las mías en cada embestida acompañada con los movimientos que ella hacía hacía mi llegando hasta el fondo de ella sintiendo cada uno de sus gemidos al hacerlo notando como que a penas tenía el control de mi mismo, en el buen sentido en este caso, hasta llegar a uno de los orgasmos más placenteros que había tenido en tiempo. Seguí aguantando hasta que justo después pude notar como llegaba ella a el orgasmo junto a un gemido y mi nombre junto a él. Salí de ella, o más bien, ella hizo que saliera y me deje caer en la cama girandome para mirarla.
La observe mordiéndome el labio, aunque ahora fuese cubierta por una sabana no significaba que no siguiese encendiéndome incluso después de haber acabado. Cogió un cigarro y se lo llevo a la boca disfrutando de sus caladas, realmente no entendía aquel placer pero siempre había oído que después de un buen polvo aquello sentaba como nada.
-Wow, buen modo de describir lo increíble que has sido, no se por que no te ido a buscar antes- Le dije soltando las ultimas palabras en Gales, con un tono de voz más susurrante. La estaba halagando aunque era menos de lo que se merecía por tal diversión, pero todo llegaría, me incorpore después de que se lamiese la sangre de la mano y me puse detrás de ella para poderle lamer la herida de la espalda un par de veces saboreandola. Pocas veces lo había pensado realmente, pero quizás una de las únicas cosas por las que no me gustaba perder el control era por que por culpa de ello me perdía cosas como aquella, o al menos durante un tiempo, de una manero o de otra había conseguido traer de vuelta por una vez a Charlotte, y esperaba poder contenerme lo suficiente para que aquello se repitiese alguna vez más... Aunque era tan difícil, tendría de asegurarme de desfogarme antes de verla, con un par de personas para ir sobre seguro, aunque eso no quitaba que me gustase verla sangrar un poco y lamer su sangre, pero eso parecía que a ella tampoco le molestaba.
-Un respiro... ¿y si no quiero dártelo? además... creía recordar que te iba la marcha... mucha marcha- Realmente yo también necesitaba un pequeño break después de todo aquello, pero el hecho de que me gustara picarla, aunque fuese mínimamente, estaba ahí por lo que no pude si no hacer otra cosa que provocarla y decirle aquellas palabras. Le propine varios mordiscos en el cuello esperando que se acabase aquel cigarro y aprovechando para acariciar su cuerpo, ya que no se iba a quejar no iba a dejar de hacer algo que me gustaba, de ahí que no hiciera otras cosas de las cuales si que se quejaría. Cuando acabo el cigarro desde la cama la atraje hacía mi tirándola encima de mi para besar sus labios y morderselos.
-No entiendo por que dejamos de hacer esto, a bueno, puede que sea por mis... llamemos-los hobbies raros, es una suerte que ya no los tenga, ¿no?- Aquella frase no era si no una forma más de manipularla un poco para que pensase que mi control realmente había aumentado lo suficiente para que no tuviese miedo, quizás así estaría menos a la defensiva y se dejase arrastrar más por mí. Antes de darle opción a contestar mi lengua ya estaba entrelazándose con la de ella y mi mano ya había vuelto a arañar su cuerpo con fuerza, la respuesta a su pregunta no era importante, si no él efecto que podía haber causado, si se relajaba ella disfrutaría más y más veces, y para que negarlo, yo también.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Dom Oct 14, 2012 10:51 pm

De algún modo, parecía apropiado volver a estar entre las sábanas de Erik, desnuda después de haber estado haciéndole de todo y nada bueno... o sí, según se mirase. Era algo que se parecía demasiado a cómo habíamos estado cuando durante un tiempo nos habíamos liado algo en serio, aunque no tanto como una relación – gracias a Dios, ya que así podía seguir enorgulleciéndome de no haber tenido ninguna y de que mi apodo siguiera teniendo vigencia, ya que me beneficiaba más que lo que me perjudicaba, al menos normalmente. Quizá era por eso, o quizá porque, sencillamente, después de unos cuantos orgasmos como los que yo había tenido estaba más dispuesta a hacer la vista gorda que normalmente, no lo sé; la cuestión era que estaba bien en la cama con él, tonteando y picándole como él lo hizo conmigo a la espera de que me terminara el bendito cigarro de después, ese que me sabía a gloria porque en ciertos momentos lo necesitaba. No solía fumar mucho, ya que sabía que era malo para mí no sólo en cuanto a mi salud sino, también, en el aspecto estético, pero había costumbres como aquella que era muy difícil arrancarme y que, en realidad, tampoco quería quitarme... Así aprovechaba ese tiempo en el que estaba fumando para recuperar el aliento que a él tan bien se le daba quitarme, ya fuera con el sexo o bien hablando en galés... ¡Odiaba cuando lo hacía! Sabía de sobra que me encantaba, porque me conocía muy bien, pero es que cuando encima entendía lo que decía, ya fuera por el contexto o porque lo entendía, me gustaba aún más y no dudaba en aprovecharse de eso.
Sin embargo, no me quejé, más bien porque no tuve tiempo de hacerlo, ya que en cuanto me hube terminado el cigarro me vi volviendo a besarlo y siendo acariciada por él, que evidentemente quería más que lo que le había dado... y seguramente lo tendría, si seguía por ese camino. Le mordí el labio inferior con los dientes y estiré de él cuando me separé para que no se fuera demasiado lejos. Además, solté una risita divertida a la que acompañé con mordiscos en su cuello y mis manos acariciando su pecho, intercalando arañazos que se le curaban enseguida con caricias propiamente dichas.

– Te recuerdo que aquí el que se cura como por arte de magia eres tú, Stark... Algunas necesitamos un cigarro de cuando en cuando para poder asegurarte que tendrás más sexo del que vas a ser capaz de aguantar. – le dije, guiñándole el ojo y haciendo que rodáramos en la cama para quedar yo encima de él, medio sentada a horcajadas sobre él y, al mismo tiempo excitándome... bueno, excitándonos, por la posición en la que estábamos y que podía significar muchas cosas de haber seguido con los polvos en aquel momento.
– Dejamos de hacer esto por tus hobbies, sí... No me gusta que me desangren, como comprenderás, y a veces resulta muy problemático que lo hagan teniendo en cuenta que tengo una imagen que mantener ante cierta gente y... bueno, da igual. El caso es que puedo llegar a perdonarte y a dejarte probarme mucho más si es que te has reformado... – añadí, casi ronroneando y bajando a sus labios para comerle la boca con ganas, con las mismas ganas que volvía a tener de él una vez había descansado y ya estaba lista para tener más sexo con él. Mi cuerpo, además, estaba de acuerdo conmigo, y casi sin necesitar que yo se lo indicara empezó a moverse contra el suyo, que empezaba a arder tanto como lo hacía yo. Eso era buena señal, pero quería más, mucho más de él, y por eso mismo mis manos volvieron a acariciar su torso como lo habían hecho antes... si bien había una ligera diferencia: antes se habían quedado en su pecho; esta vez, estaban bajando por él con una dirección clara: su entrepierna. Los dos sabíamos lo que pasaría a partir de ahí, sobre todo porque de sus labios había ido a su oreja para mordérsela y casi gemirle al oído que quería más, porque eso era lo que los dos necesitábamos casi tanto como respirar en aquel momento.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Miér Oct 17, 2012 6:55 am

Ella respondió a mis provocaciones de una manera esperada, o más que esperada, deseada, para que negarlo, su caricias, arañazos, besos y mordiscos me encantaban y ella lo sabía, no únicamente por mi, si no también por el resto de gente. rodamos por la cama hasta que ella quedo encima de mi cosa que no puedo si no otra cosa que conseguir que sonriera disfrutando tanto de las vistas como del contacto, y quien decía desfrutar decía excitarse a más no poder aunque hiciera escasos minutos que lo habíamos hecho. Al final había respondido a lo de mi hobby, pero de una manera positiva a ello, puesto que si aquello era verdad admitía que aquellos divertidos encuentros podían seguir sucediendo cosa que era precisamente lo que quería, aunque quería jugar un poco más.

Mis arañazos se convirtieron en suaves caricias sobre su piel como si de porcelana se tratasen mientras que me inclinaba hacía ella para empezar a besarla por su cuello de forma suave y cariñosa.
-Me he reformado.- Dije en voz baja y suave subiendo por su barbilla poco a poco hasta llegar a que nuestras mejillas se tocasen acariciando la mía con la suya mientras mis labios se acercaban a sus oídos.
-Soy mucho más cariñoso que antes... Y sabes que siempre has sido mi favorita.- La susurre al oído, la ultima parte en gales para que causase mas efecto en ella, aunque en el fondo, aquello era totalmente cierto aunque el soltarlo así tenía que admitir que era para seguirla cautivando con mi encanto. Fui a besar sus labios con rapidez sin dejar de acariciarla suavemente, el beso fue con lengua, pero no salvaje como solía serlo, si no tierno, fue entonces cuando me separe de ella y apoye mi frente en la suya mirándola a aquellos ojos que tanto me gustaban.
-Pero no me he convertido en un santo, eso te lo puedo asegurar.- Dije recuperando mi tono normal a la vez que iba a morderle el labio con algo de fuerza a la vez que mis caricias se tornaba arañazos cada más cercanos a su entrepierna a medida que bajaban por sus caderas obviamente con un objetivo claro.

Spoiler:
Al llegar a su entrepierna la empece a masturbar frotándole el clítoris mientras la besaba y mordía hasta finalmente separarme ligeramente.
-Espero que eso de no ser un completo santo no te cause ningún problema.- Dije sin darle tiempo de nuevo a contestar buscando sus labios con ansias a la vez que introducía un par de dedos dentro de ella empezandolos a mover con avidez en su interior, con una excitación notablemente visible puesto que la erección era imposible de esconder, y menos por que me encontraba desnudo. En cualquier caso ¿Que ser humano en este mundo no se iba a sentir excitado con semejante belleza encima suyo y escuchándola gemir?

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Jue Oct 18, 2012 2:16 am

A Erik no le pegaba nada, pero absolutamente nada de nada, ponerse empalagoso, o tierno incluso. Era como si dijeras que habías visto a Gandhi apuntándote con una pistola a la cabeza y, lo que es peor, disparándola; resultaba un sinsentido tal que no pude sino darme cuenta de que lo había hecho con el único propósito de convencerme para que siguiera acostándome con él... Y, por desgracia para mí y mi más que inexistente aquella noche fuerza de voluntad, fui tan previsible que caí de lleno en su estratagema. En su favor, tenía que decir que el galés era una de mis mayores debilidades, eso lo sabía desde hacía tiempo, y que si encima un hombre era tan guapo como el maldito Stark lo era tenía muchas papeletas para acabar convenciéndome, pero es que la facilidad con la que lo había conseguido era jodidamente insultante, al menos para mí. De todas maneras, no es como si me hubiera puesto a pensar con detalle en lo fácil que lo tenía para manipularme, ya que enseguida se puso en acción y pasó a demostrarme con hechos por qué había seguido acostándome con él durante un tiempo pese a su afición por cortar y por la sangre ajena.

Spoiler:
Antes de que pudiera darme cuenta, él tenía las manos en mi entrepierna y me estaba masturbando, con lo que los gemidos que se me escapaban no tenían nada de respuesta –o sí, según se mirase– a su pregunta. En cualquier caso, me había picado lo suficiente para no tener ganas de que él dominara la situación todo el rato, o lo que era lo mismo, a mí, y por eso decidí que sí, iba a tener sexo salvaje conmigo hasta que no pudiéramos más, pero al menos en aquel polvo seguiríamos mis reglas. Comencé a moverme sensualmente contra su mano, la que estaba utilizando para masturbarme, a ver si así aumentaba el ritmo, y al mismo tiempo yo arañé su pecho con saña, desde sus clavículas hasta los huesos de sus caderas, observando después cómo sus heridas se desvanecían, igual que si nunca se las hubiera hecho. Negué con la cabeza, y medio sonreí.

– Si fueras un santo, Stark, empezaría a hacerme creyente ya mismo, porque eso en sí mismo sería un milagro tal como yo metida a monja... – susurré, y logrando modular la voz para que no se me escaparan los gemidos en ella, al hablar. Justo cuando me callé, me agaché para comerle la boca con ganas, y fue entonces cuando mis manos se desviaron a su miembro para masturbarlo lentamente, buscando más desesperarlo que sentirlo, ya que estaba tan excitado que resultaba casi inútil que lo acariciara con ese objetivo. Sin embargo, tenía tanta experiencia en aquel campo que era evidente que le estaba dando tanto placer como él a mí, y en vez de separarme de él para que me penetrara de una vez por todas, algo que de todas maneras ya hacía con sus manos, subí los labios por su cuello hasta su oreja, cuyo lóbulo mordí y besé antes de permitirle escuchar mis jadeos, gemidos y burradas varias, todo destinado a que necesitara más, ya que aquello era una especie de competición, al menos para mí, por ver quién se rendía antes en la silenciosa batalla que teníamos, literalmente, entre manos.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Lun Oct 29, 2012 5:05 am

Spoiler:
Realmente me encantaba aquel modo de jugar con ella y intentarla llevar por donde yo quería, depende de con quién era aburrido, era demasiado fácil y no se daban cuenta, pero no Charlotte, ella sabía exactamente lo que hacía pero se dejaba llevar, porque en el fondo disfrutaba casi tanto como yo del otro, y lo mejor es que como se daba cuenta solía picarse y tener ella la voz cantante en todo aquello cosa que me gustaba aunque no en todo momento le iba a dejar que ella me llevase.
-Que tú te metas a monja más que milagro sería una verdadera putada para mi.- Le dije a la vez que empezaba a notar su mano en mi miembro y aumentaba el ritmo de la mía sabiendo que me iba a costar estar satisfecho antes de dejarla ir. Ella recordaba lo que me ponía de verdad y lo que más me gustaba, sus mordidas y besos en mi oreja, además de aquellas palabras que no me hacían desear otra cosa que llegar a penetrarla para disfrutar de ella al máximo mientras sentía su cuerpo junto al mío y escuchaba aquellos jadeos. Pero todavía no iba a rendirme, estaba dispuesto a aguantar un poco más, hasta que las ganas no pudiesen con alguno de los dos y ese diese el paso dando al otro entender que no podía aguantar mas, era como un juego de orgullo, que por desgracia la mayoría de veces solía perder puesto que aguantar con ella para mi solía acabar por ser imposible. Aquella espera hasta el punto de no poder más podía llegar a hacer todo más satisfactorio a la hora de la verdad, estando ya los dos al limite deseándonos está el extremo.

Empecé a mover mi mano a un ritmo de risa, lentamente aunque a veces le sorprendía con algún movimiento rápido para volver después a disminuir el ritmo, mientras ella se entretenía con mi oreja yo o hacía con su cuello, mordiéndolo, chupando, besando, hasta que mis labios fueron a buscar los suyos una vez mas mordiendo sus labios para después mi lengua ir a encontrarse con la suya separándome finalmente un instante para coger aire aun con la voz entrecortada aun sintiendo su mano en mi miembro.
-Te recordaba más salvaje.- Realmente no era cierto, pero era solo un modo mas de picarla, aparte su mano y yo quite la mía, la levanta por la cintura y hice que se pegase a mí, de forma de que nuestros dos sexos se tocaban el uno al otro pero sin llegar a penetrarla, empecé a moverle bajo de ella de tal forma de que los dos se frotaban entre sí, dando placer, pero no tanto como el que se sentiría si estuviese dentro, cosa que no iba a poder aguantar mucho más... volviendo a perder en aquel pequeño juego de autoaguante, pero ¿a quién le importaba?

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Vie Nov 02, 2012 3:29 am

Spoiler:
Conocía a Erik lo suficientemente bien para saber que estaba tan picado en nuestro particular juego como yo, y que tardaría en rendirse tanto como la situación lo haría en volverse insostenible, porque por mucho aguante que tuviéramos los dos (porque lo teníamos, que nuestra práctica juntos y por separado nos había costado conseguirlo) llegaría un punto en el que necesitaríamos más o acabaríamos corriéndonos por simples preliminares, algo que personalmente no estaba dispuesta a hacer porque él merecía más la pena que para gastar así el tiempo. En cualquier caso, a testarudos no nos ganaba nadie, y con sus palabras sólo me reía, o al menos eso hice hasta que pasó a algo mucho más peligroso y me tentó sobremanera, apartando sus manos y acercando su miembro. No pude evitar gemir, aferrarme a su espalda con las uñas y moverme lentamente, en parte para no rendirme demasiado rápido y en parte porque estaba tan picada que quería que él sintiera la misma necesidad que estaba sintiendo yo en aquel momento. Además, tampoco pude evitar volver a gemirle al oído, y bajar de su oreja a su cuello para llenárselo de mordiscos más y menos suaves con los que me acallaba los gemidos y jadeos que querían escapárseme y que significaban su victoria, pese a que aún no me había rendido ni, de momento, pensaba hacerlo. ¿Para qué, si podía volverlo tan loco que sería él quien detuviera nuestro jueguecito?

Aquello a lo que jugábamos, no obstante, era un arma de doble filo, y eso yo lo sabía perfectamente porque tanto él como yo estábamos que no podíamos más. Al final, llegó un momento en el que casi le suplicaba que me la metiera de una vez, y por fin, uno de los dos (quizá los dos) hizo lo que los dos queríamos con tanta fuerza y él me penetró rápidamente, igual que el ritmo que empezó a llevar. En vez de dejar que me guiara y llevara él el control de la situación, separé una sola mano de su espalda, de tal manera que aún seguía sujetándome a él con una, y eché la espalda hacia atrás para moverme sobre él con total libertad. Lo miré y me mordí el labio inferior, divertida.
– Y yo a ti te recordaba distinto... Quizá mejor. – le dije, para picarle, y en ese momento, sin apartar la mirada de él, empecé a conducir la mano libre por mi cuerpo, para que al mismo tiempo que él me penetraba tuviera el espectáculo de verme aumentando mi placer, y ¿qué mejor manera que tocándome...? Así, primero fueron mis pechos, pero después conduje la mano hasta mi clítoris para, lentamente, de tal manera que contrastaba con el ritmo de él, empezar a masturbarme, sin dejar de mirarlo un solo momento porque no quería que se perdiera nada... El espectáculo era todo suyo, igual que mis gemidos de placer aumentados por mi propia mano, y pensaba asegurarme de que lo disfrutaba tanto como lo hacía yo.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Jue Nov 15, 2012 4:00 am

Spoiler:
Aquel jueguecito me volvía loco en el fondo, por suerte para ella, esa locura no tenía nada que ver con la sangre ni el dolor, si no más bien lo contrario, quería verla disfrutar de ello mientras yo también lo hacía y aquel jueguecito no hacía sino que aumentar las ganas a la vez que esperar que el otro se rindiese. Sus mordiscos en el cuello hacían que me moviese más contra ella hasta que no pude aguantar más, o más bien, fue como si lo pensásemos a la vez puesto que en un leve movimiento me encontraba dentro de ella notando un escalofrió recorrer todo mi cuerpo. No pude evitar sonreirle sin dejar de mirarla divertido a los ojos, al menos hasta que llevo sus manos a sus pechos tocándose bajando por su cuerpo hasta llegar a su clítoris. Verla hacer todo aquello hizo que aumentase mi ritmo escuchando sus gemidos y notando que no iba a tardar en volver a notar aquel placer recorriendo todo mi cuerpo. Mis manos siguieron a las suyas acariciándole los pezones y pellizcandolos suavemente al principio y luego algo más fuerte. El espectáculo que me estaba ofreciendo me encantaba y no quería que acabase, mis manos bajaron por su cintura arañandosela con fuerza dejandole la marca de las uñas clavadas en su cuerpo, hasta que mi mano llego a la suya para ayudarla a estimular su clítoris. Noté como en breve llegaría al orgasmo por lo que me incline hacía ella para morderle el labio con fuerza, con tanta que empece a saborear su sangre en mi boca momento en que le metí la lengua hasta la campanilla notando como el éxtasis se esparcía por mi cuerpo, clavandole las uñas en la entrepierna sin dejar de moverme hasta que un ultimo gemido increíble me hizo saber que ella también había llegado. Después de lamer sus labios, la levante por la cintura y la tire a un lado de la cama de forma brusca para después ponerme encima de ella acercándome a su oído para susurrarle con la voz aun jadeante y entrecortada.
-¿Tanto te gusta tenerme dominado?- Seguidamente me deje caer a su lado en la cama satisfecho, al menos durante unos instantes. Tenía que admitir que sabía lo que me gustaba y podía utilizarlo en mi contra, aunque era yo la que usaba palabras y frases para intentar llevarla por donde yo quería en parte ella podía hacer exactamente lo mismo, aunque yo no tenía el peligro de sufrir ciertas clases de heridas que ella sí,
Me puse de costado para mirarla y le empece a acariciar la cintura, aunque de vez en cuando aquellas caricias se convertían en arañazos.
-Me estoy portando bastante bien, espero que eso ayude a que pronto me lleves a un sitio bonito.- Aquello no era más que una insinuación para que pronto nos volviésemos a ver, dicho de otra forma, comprobar si se había tragado todo aquello de que ahora me portaba mucho mejor. En cierto modo era cierto por que me controlaba más, pero no significaba que no tuviese mis días malos... o buenos depende de como se mire.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Dom Nov 25, 2012 11:52 pm

Spoiler:
Como quería y sospechaba, empezar a masturbarme mientras él me penetraba resultó un aliciente no solamente para mí, por motivos obvios, sino también para él, pues se excitó tanto que enseguida adoptó un ritmo más propio del Erik Stark que yo conocía y con el que había... ¿salido? Si es que a eso se le podía considerar salir, pero teniendo en cuenta cómo éramos los dos en ese sentido realmente dudaba de que aquella fuera la palabra exacta. En cualquier caso, haber perdido nuestro jueguecito porque los dos nos habíamos rendido en pos de un mayor placer mutuo valía la pena, y las constantes oleadas de placer de nuestros cuerpos así lo revelaban, pues pocas veces había disfrutado tanto con el sexo como lo hacía siempre con él, incluso cuando me cortaba... aunque eso no me ponía tanto como evidentemente le ponía a él, que tenía un serio problema con la sangre que yo nunca acabaría de comprender, aunque eso no era un impedimento para que yo la disfrutara en pequeñas cantidades. ¿Qué era eso a cambio de pasar un buen rato con él? Nada, e incluso estaba dispuesta a besarlo y probar mi propia sangre en el intento si el resultado era un orgasmo tan intenso como el que tuve gracias a él y tras el que nos separamos y nos dejamos caer en la cama, agotados... al menos, yo lo estaba.

No era por falta de práctica, pues me enorgullecía de decir que podía practicar todo lo que me apeteciera y más con cualquier hombre que se me antojara, pues pocos había que se me resistieran. El problema era que, al final, no dejaba de ser humana, y por mucho alcohol que bebiera o mucha resistencia que hubiera adquirido con la práctica terminaba cansándome y necesitando un respiro. Aquello podía estar incluso bien, porque significaba tomar fuerzas para la próxima vez y dejar a la otra persona con las ganas, lo cual me aseguraba un nuevo polvo, pero no sabía si con Erik estaría tan bien... A fin de cuentas, como él mismo había dicho se había portado bien, pero ¿quién me aseguraba que siguiera haciéndolo? El riesgo a correr era enorme, lo suficiente para llegar a plantearme, pese a que no fuera lo habitual, si merecía la pena el sexo a cambio de los riesgos, pero por una vez parecía sincero... Además, pese a que él pudiera curarse, como me había demostrado durante toda la noche de una manera o de otra, yo no estaba tan indefensa como la última vez y siempre podía darle la patada si es que me parecía que se estaba pasando, así que no había dudas respecto a lo que haría; al menos, yo ya no las tenía.

– Sabes que tengo muy mal perder, Erik, y que me gusta someterte tanto como a ti te gusta someterme a mí... – le dije, casi ronroneando y, después, mordiéndole los labios con ganas, jugando con él... Como, a fin de cuentas, ninguno de los dos dejaba nunca de hacer. – Pero tengo que reconocer que esta vez te has portado bastante bien y no me has dado ganas de mandarte a un sitio muy feo, así que ¿por qué no dejarte pasar más buenos ratos conmigo? Mientras sigas así... – añadí, encogiéndome de hombros y con una expresión aún divertida en el rostro. Pese a todo, aquella vez no iba a tener tanta paciencia como la primera; si notaba que él empezaba a estar fuera de control, haría su actividad favorita y cortaría por lo sano, porque no sería la primera vez que lo hacía y más valía prevenir que curar. ¿Qué podía decir en mi defensa? Apreciaba demasiado mi vida, así que cualquier precaución era poca con tal de asegurarla.
– Supongo que ahora querrás que me vaya... – le dije, aunque sin acritud, porque a fin de cuentas era lo normal... No me quedaba a dormir con nadie después del sexo, y no iba a empezar con él. Era cuestión de principios.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Jue Mar 21, 2013 11:46 am

Me quede escuchando con una sonrisa las palabras que me decía, una sonrisa sincera cosa que no solía ser así debía seguramente al buen humor y al buen sexo que había tenido aquel día con ella y bueno, quizas los cadáveres que había dejado aquel día tenian algo que ver, pero en fin, la parte final de la noche había sido lo suficientemente buena como para encontrarme en aquel estado, la cosa es si se iba a repetir o no, cosa que por mi parte estaría bastante bien, en el pasado la había cagado demasiadas veces pero con el tiempo mi capacidad logica y precavida había conseguido parar mis instintos en varias ocasiones, estando solo, pero no con una persona aconsejable a la que agredir.

Al parecer mi comportamiento y mis acciones habían sido las adecuadas para que quisiera quedar otra vez conmigo, cosa que ya era difícil de por si, debía suponer que algo en mi le atraía demasiado por que muchos perderían el culo por tener a alguien como ella y ella lo sabía por lo que no tenía que correr el riesgo de que yo pudiese hacerle algo, pero aun así, lo estaba corriendo. Realmente me daba igual si se quedaba o se iba, no me importaba en absoluto tenerla una noche en mi cama, quizás y todo podría alegrarme la mañana de una forma u otra, pero al menos anteriormente era ella la que no quería quedarse a dormir en casa de nadie, por lo que simplemente era una forma de hablar.
-La verdad es que a mi no me importa si te marchas o te vas, lo unico que si te vas no tendremos mas diversion por hoy, pero en todo caso creo recordar que eres tú la que no le gusta pasar la noche en la casa del chico con el que ha estado... pero no tiene que ver con lo que quiera yo o no.- Le dije rozando mis labios con los de ella, simplemente jugando, hasta acabar por mordelos al acabar de hablar y volverla a besar para separarme.
-En todo caso quizás quieras que te lleve a casa, hoy me siento generoso, sera que echaba de menos un buen polvo...- Ella sabía que anteriormente no me hubiese ofrecido a llevarla, no me proporcionaba nada en el fondo y por tanto no era algo habitual, pero así podía intentar que confiase aun más en mi, y a ver, tampoco me costaba tanto llevarla a su casa.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Sáb Mar 30, 2013 6:56 am

¿Quién era aquel chico y qué había hecho con Erik Stark? Su cambio de actitud me parecía demasiado bueno para ser verdad, y aun así una parte de mí quería creer de verdad que había cambiado y que ya no era un jodido psicópata que me mataría de no tener el suficiente cuidado. Oh, ¿a quién quería engañar? Me ponía demasiado para pensar con claridad, e incluso el punto peligroso que tenía era uno de los motivos por los que me había acercado a él en primer lugar. ¿Qué podía decir en mi defensa? Tenía algo por los chicos malos, y eso me había traído muchos problemas, sí, pero también ratos tan buenos como el que había pasado con él y que me moría por repetir. Alcé una ceja cuando escuché sus palabras y acepté su beso porque por muy loco que estuviera no iba a negarme el placer de sus labios, aunque al final yo también me separé, no tanto para respirar sino más bien para miarlo, aún con curiosidad ciertamente incrédula. Mira que podía ser dura de mollera a veces...
– Odio quedarme a dormir con mis polvos, se piensan cosas que no son y, bueno, eso anula toda la diversión, ¿no crees? Cuando se ponen pesaditos no hay un dios que los aguante... – comenté, y me levanté de la cama para vestirme al haber dado por finalizado ese tema de conversación.

Apenas me llevó unos segundos volver a estar tapada (o algo así) por la ropa, cosa de la enorme práctica que tenía a la hora de hacerlo, y en cuanto estuve lista puse los brazos en jarras, mirándolo.
– Y yo que pensaba que si querías llevarme a casa era para asegurarte de que las calles de Londres y su peligrosidad no me abducían... – añadí, con los ojos abiertos de falsa sorpresa hasta que me eché a reír y negué con la cabeza, mordiéndome el labio inferior. – Estoy cansada para seguir, he tenido un concierto antes y eso no ayuda a que mi energía esté a tope, así que acepto tu proposición... a cambio de que volvamos a quedar, claro. Que te hayas portado tan bien tiene que tener su recompensa. – añadí, y me acerqué hasta la cama para robarle un beso que pese a que quería ser rápido se alargó... como siempre nos pasaba.
– Vamos, Stark, es de mala educación hacer esperar a una señorita. – le piqué, cuando me separé, y le guiñé el ojo. ¿Quién sabía? A lo mejor ahora hasta me convenía juntarme con él para ponerme de mejor humor, y todo.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Erik Stark el Vie Mayo 24, 2013 12:22 pm

Aunque no tenía por que hacerlo me dio una pequeña explicación de por que hacía aquello, supongo que en el fondo no era uno de sus polvos, aunque eso estaba claro, a uno de sus polvos no le tendría tanto miedo como para dudar de todo lo que dice y a la vez no se arriesgaría a salir mal parada por simplemente uno de sus polvos, pero en fin, aquella pequeña explicación era buena señal.
-O si, se lo pesada que se pueden poner algunas que se hacen ilusiones facilmente, con lo fácil que es divertirse y fuera, aunque dado tu expediente se que más experiencia tienes de como tratar a este tipo de personas.-
Seguramente ella las trataba mejor que yo, aunque aquello no era muy difícil, con que las dejase vivir en lugar de torturarlas en un mar de sangre para luego acabar quemandolas para no dejar rastro ya era un trato mucho mejor que el que yo les daba a aquellas pesadas.

La mire como se cambiaba y sonreí al oírle decir aquello, lo raro es que no hubiese echo la broma preguntandome que era lo que pretendía llevandola a casa en lugar de decirme aquello sobre su seguridad.
-Me sobreestimas, además, conociendo tu caracter me da pena el que se atreva a hacerte algo.-
Le dije sonriendole y mi sonrisa se ensancho al escuchar aquellas palabras que pedían volver a quedar, al parecer mi objetivo se había cumplido por lo que aquello era bastante bueno. Me quede quieto mirandola y se inclino para besarme, no hice nada para ayudar a que fuese más fácil que sus labios tocasen los mios, le deje todo el trabajo a ella pero en cuanto nuestros labios se tocaron la cogí de la nuca para incrementar la duración del beso. Las siguientes palabras de su boca no buscaban otra cosa que picarme, así que me levante y rapidamente me puse los pantalones y la camisa sentandome de nuevo en la cama para ponerme el calzado.
-Lo bueno se hace esperar.- Le guiñe un ojo y me levante de la cama al acabar de abrocharme el calzado, cogí las llaves de la moto y los cascos y abría la puerta señalandole para que saliese.
-Y bien, ¿donde te he de llevar? y sobre la recompensa mencionada anteriormente espero que valga la pena... es tarde y cuando vuelva solo podrían atacarme.- Bien pensado estaría bien que lo intentasen, podría ser una buena forma de acabar aquella noche que de momento estaba siendo mucho mejor de lo esperado.

_________________








Spoiler:


PREMIOS:

Erik Stark

Mensajes : 48
Fecha de inscripción : 02/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Charlotte Thomas el Sáb Mayo 25, 2013 9:39 am

Una de las cosas que más me gustaban de Erik era que tenía moto... No sabía si era por el cuero, si por la excusa de agarrarlo fuerte al ir de paquete o simplemente porque cualquier excusa era buena para justificar lo mucho que me ponía, pero la cuestión era que aquello sólo podía hacerle ganar más puntos para mí, cosa complicada teniendo en cuenta que ya me había convencido pero, bueno, posible a fin de cuentas. Eso fue precisamente lo que me demostró cuando, ya vestidos, bajamos a por su moto, o más bien a cogerla para ir a donde yo quisiera, ya que según había dicho tenía libertad de elegirlo, por mucho que mi capacidad de raciocinio se encontrara más bien mermada después del increíble sexo con él.
– Puedes llevarme a casa, y cuando lleguemos puedes acompañarme arriba y así te doy un incentivo para que el viaje de vuelta te sea mucho más ameno... – propuse, mordiéndome el labio inferior y con picardía en la expresión, que más o menos indicaba por dónde iban los tiros... aunque no era necesario hacer un alarde de imaginación demasiado grande para darse cuenta de que me moría por comérmelo entero otra vez.

La idea, al parecer, fue apropiada para él, porque enseguida nos pusimos los cascos y nos montamos en su moto para que me llevara hacia mi casa. Con la excusa, lo agarré por detrás con firmeza y me pegué mucho a él mientras duraba el trayecto, no solamente por las ganas que le tenía sino, más bien, porque el aire de la noche contra nosotros me hacía tener algo de frío, especialmente por las pintas que llevaba, tan... yo. Eran ventajosas en muchas cosas, pero no cuando se quería viajar en moto, así que me permitían tener la excusa de la cercanía, como si la necesitara o algo. Cuando llegamos, él aparcó enfrente de mi portal y yo me bajé, aprovechando para tenderle el casco y dirigirme a la puerta aún cerrada tras la que, si quería, nos aguardaba mucha diversión. No temía enseñarle dónde vivía, especialmente porque él ya lo sabía, y si las cosas iban mal siempre podía buscarme un nuevo piso, ya que mis padres, con tal de que siguiera yendo a hacer de voluntaria, me lo conseguirían... siempre y cuando les pusiera una buena excusa como motivo para querer mudarme, claro estaba.
– Aquí es, ya lo sabes. ¿Vienes para que te pague lo que te debo o prefieres congelarte aquí en la calle, solo y aburrido? – pregunté, divertida, y con la certeza de que él, si sabía lo que nos convenía a ambos, elegiría la primera opción y subiría a mi piso para volver a probar mi cama, al menos una vez más.

_________________








You're only lonely, so lonely, like everybody else...:
Rashid...:


PREMIOS:

Charlotte Thomas

Edad : 23
Empleo : Estudiante universitaria & Voluntaria (forzosa) en el centro comunitario
Mensajes : 318
Fecha de inscripción : 30/04/2011
Localización : En tu cama

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: To The Stage (Erik) (+18)

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 11:24 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.